El primer bug computacional: la historia que le dio nombre a tu peor pesadilla

bug computacional

Con el paso del tiempo la computación se ha vuelto cada vez más cotidiana, para algunos es indispensable y a pesar de la naturaleza con la que forma parte de nuestra vida, aún hay términos que usamos sin conocer su origen o su significado. Es el caso de la historia del bug computacional, que viene de una curiosidad de los tiempos de la computación análoga y trascendió la barrera digital.

bug computacional
Fuente: code, Pexels, Pixabay

En DeMemoria creemos en la frase que el periodista especializado en tecnología Javier Matuk ha convertido en una especie de mantra:

“LA TECNOLOGÍA NO ES COMPLICADA, DEPENDE QUIÉN TE LA EXPLIQUE”

Por eso le pedimos que nos ayudara a entender el origen del bug computacional y la historia que nos contó es muy interesante.

La historia del Bug computacional

En la época de los computadoras analógicas, la Universidad de Harvard  desarrolló el Mark III, un equipo destinado exclusivamente al uso del ejército estadounidense. En esta computadora de enormes dimensiones la ingeniera Grace Hopper encontró el primer bug de la historia.

Fue el 9 de septiembre de 1947 y fuera de las instalaciones que albergaban a la Mark III estaba nevando, pero dentro el calor provocado por la enorme serie de bits que la hacían funcionar era bastante acogedor y terminó atrayendo a algunos bichos.

la primera computadora
Foto: ‘Bite IBM’ Archivo personal de Javier Matuk

Tal vez quieras leer: Anécdotas de un chavorruco: así fue como Internet cambió nuestras vidas

Javier Matuk nos explicó que los bits son unidades de almacenamiento que funcionan bajo un sistema binario (cada uno puede albergar un cero o un uno), pero un error hizo que uno de ellos no almacenara nada lo que rompió la secuencia en el código de la Mark III.

Para conocer la causa de este error, la ingeniera Grace Hopper se dirigió hacia la habitación que almacenaba la serie de bits de la Mark III y después de buscar y buscar encontró que uno de ellos había sido invadido por un bug, era una polilla que se acercó demasiado a la fuente de calor y provocó un corto circuito, como explica Analithica Web.

La pruebas del hallazgo quedaron en el registro junto al cadáver de la polilla que causó el error, acompañado de una frase entre paréntesis:

“(Primer caso real de bug encontrado)”

Te dejamos la prueba:

bug computacional
Fuente: bug error de software, Wikimedia Commons

Los bugs de la era digital

Un bug computacional es un error de programación, la magnitud puede ir desde un defecto leve (un buscador que no sirve o una falla en la programación de un videojuego) hasta males mayores que te impiden continuar usando el programa o que derrumban todo el sistema operativo.

La próxima vez que te encuentres con un bug recuerda el hallazgo de Grace Hopper hoy se traduce como “tu peor dolor de cabeza”.

Visita la página de Unocero si quieres saber más sobre el trabajo de Javier Matuk.

Tal vez quieras leer: Anécdotas de un chavorruco: así fue como Internet cambió nuestras vidas

Síguenos en nuestras redes sociales: FacebookInstagram y Twitter.