Creías que eran mitos, pero no: los escándalos detrás de la donación de sangre en México

Los accidentes están a la orden del día. ¿Sí o no? Los partos y las cirugías, ni se diga. Por tanto, es natural que en el mundo miles de personas requieran donaciones de sangre. Lamentablemente, en países como el nuestro no está muy arraigada la cultura de la donación. Según El Universal, datos del IMSS revelan que sólo el 3% de los donadores son voluntarios y el resto son familiares de alguna persona hospitalizada que la requiere.

Esta realidad se entiende cuando existen mitos alrededor de la donación de sangre. Y no viene de ayer o de hace unos días, sino de hace décadas. Entre ellos están que te puedes enfermar por donar sangre o que estás impedido para hacerlo si padeces diabetes o si tienes tatuajes y/o piercings.

De acuerdo con un artículo del diario Máspormás, cualquier persona diabética puede ser donadora siempre y cuando esté controlada y no utilice insulina. Asimismo, las personas con tatuajes o piercings pueden hacerlo mientras hayan dejado pasar un año a partir de la punción.

Una buena razón para ser donador de sangre es que se pueden salvar vidas. Sólo hace falta, entre otros requisitos, ser mayor de 18 años, pesar al menos 50 kilos y no haber bebido alcohol 48 horas antes de la donación. ¿Difícil? Vale la pena.

Aunque actualmente las autoridades del sector Salud han insistido en que el proceso es muy seguro y que no hay razones para temerle, el miedo que tienen algunas gentes está fundamentado en hechos del pasado nada agradables, lo mismo en México que en otras partes del mundo.

Escándalos detrás de la donación de sangre

Un caso muy sonado se dio nada menos que en el Reino Unido en las décadas de los setenta y ochenta. Según un artículo en línea publicado por Noticieros Televisa, en 2017 la primera ministra Theresa May ordenó investigar si la muerte de unas 2 mil 400 personas fue causada por donaciones de sangre contaminada.

En aquellas décadas, los pacientes fueron infectados con hepatitis C y con el VIH, causante del SIDA. Ellos habían recibido transfusiones de sangre importada de Estados Unidos, país donde era de lo más común que la gente donara su sangre a cambio de una remuneración.

Como dato curioso: en nuestro país está prohibida la donación de sangre remunerada desde 1987.

En el caso de México, dos menores fueron contagiados con VIH / SIDA debido a transfusiones practicadas en el Centro Médico La Raza. El contagio se produjo como consecuencia de omisiones y acciones incorrectas de servidores públicos y del personal médico involucrado. Todo esto según un artículo en línea publicado en 2009 por El Universal.

Y según un artículo publicado por Reporte Índigo, fue hasta 2017 cuando la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) debería indemnizar a una de las víctimas por lo sucedido.

También te recomendamos: Los antivacunas están equivocados: sarampión en Disneyland y otras historias que lo demuestran

Visita nuestro perfil en Instagram.