El experimento que, para algunos, es el crimen más asombroso de la Segunda Guerra Mundial

El experimento Filadelfia

La Segunda Guerra Mundial es un tema sobre el que pocos pueden guardar silencio, la investigación histórica es abundante y además existen un montón de ficciones populares, algunas lo suficientemente increíbles para llegar a la pantalla grande como la que inspiró “The Philadelphia experimet” o ‘El experimento Filadelfia’, en la que un barco invisible sería el arma secreta contra los nazis.

El experimento Filadelfia
Fuente: USS Dirige, Wikimedia Commons

¿Cómo surgió el experimento Filadelfia?

En 1939 la ciencia entraba en un vórtice de crecimiento, los hallazgos de Tesla y Einstein comenzaban a dar frutos y la guerra era el mejor momento para explotarlos. Entonces surgió una teoría que prometía conseguir un arma infalible que determinaría el final de la segunda Guerra Mundial, El experimento Filadelfia.

A partir de los avances en el campo de la electromagnética y de los hallazgos de la física cuántica el experimento Filadelfia prometía invisibilizar a un navío completo con todo y sus tripulantes. La invisibilidad parecía una ventaja significativa, así que el gobierno de Estados Unidos entró al juego.

El experimento Filadelfia
Fuente: The Philadephia Experiment, IMDb

Para lograrlo era necesario colocar dentro del barco algunos generadores eléctricos que crearan un campo electromagnético lo suficientemente poderoso para curvar las ondas de luz y radio alrededor del barco, lo que lo volvería invisible para el ojo humano y para los radares de la época.

El 22 de julio de 1943, la base militar de Filadelfia (que hoy está en desuso) estaba lista para el experimento. El resultado había sido exitoso, o al menos, eso parecía cuando el enorme barco se iluminó antes de desaparecer por completo.

El experimento Filadelfia
Fuente: USS Dirige, Wikimedia Commons

Te recomendamos: Triángulo de las Bermudas: La simple verdad detrás de los fantásticos mitos

El error que mató a toda una tripulación

Hay un motivo por el cual este experimento es considerado un secreto nacional, quienes aseguran que el experimento Filadelfia fue real, también dicen que el buque no sólo se volvió invisible, sino que viajó a una dimensión diferente, otros aseguran que no logró superar los límites interdimensionales, pero sí se teletransportó a Norfolk.

En este caso no importa mucho a donde viajaron sino los estragos que la tripulación sufrió al regreso, los menos afectados tuvieron ataques epilépticos y episodios de esquizofrenia, pero la mayoría de ellos aparecieron muertos, incluso algunos de los cuerpos aparecieron fundidos con el barco cual tripulación del Holandés Errante.

¿Esta historia es real?

No. El creador de esta fantástica historia es el ufólogo (divulgador de las pseudociencias) Morris K. Jess o al menos él fue el difusor de este mito digno de la ciencia ficción. Tanto así que en 1984 salió una cinta que recupera la historia, los efectos no son impresionantes, pero si ver a la tripulación fundida en su nave sí genera un poquito de horror.

Tal vez quieras leer: ¿Son más propensos a accidentes? Mitos y realidades sobre las personas zurdas

Síguenos en nuestras redes sociales: FacebookInstagram y Twitter.