¿El vibrador fue un invento para la cura de la “histeria femenina”? Resolvimos el mito

invención del vibrador

Muchos son los mitos sobre la sexualidad femenina que permanecen hasta nuestros días como verdades irrefutables. Esta vez hablaremos de la invención del vibrador: un mito que se tomó por muchos años como una verdad histórica.

La creencia de que el aparato fue inventado especialmente para curar la histeria femenina está casi generalizada, pero es tan falsa como la enfermedad que se supone que combatía. ¿Recuerdas los síntomas? Se supone que causaba desde ataques de rabia o risa, hasta parálisis parciales o ceguera.

invención del vibrador
Fuente: Open Clipart Vectors, angry, Pixabay

Esto puede interesarte: Ciencia misógina: así fue como nos hicieron creer que las mujeres eran “histéricas”

La antigua historia de la invención del vibrador

El mito surgió a partir del libro “The Technology of Orgasm: “Hysteria”, the Vibrator, and Women’s Sexual Satisfaction” publicado en 1999 por la investigadora Rachel Maines, donde asegura que los médicos masturbaban a las mujeres como parte del tratamiento para curar la histeria, pero su teoría fue desmentida recientemente por la dra. Hallie Lieberman.

invención del vibrador
Fuente: The technology of orgasm, Reachel P. Maines, 1999

La doctora Liberman comentó que tras leer el libro notó que había algunas inconsistencias en las referencias, por lo cual decidió corroborarlas, su investigación le tomó 19 años, pero concluyó que la masturbación femenina como práctica médica contra la histeria es improbable, como lo explicó la BBC.

invención del vibrador
Fuente: anuncio de 1910, Wikimedia Commons

Dos de las pruebas usadas por Maine, eran los promocionales de aparatos masajeadores, que durante la primera década del siglo XXVII eran muy parecidos a lo que hoy conocemos como “productos milagro” y aunque prometían sanar desde dolencias musculares y hasta problemas hepáticos, jamás mencionaron que fuera una cura contra la histeria.

invención del vibrador
Fuente: Anuncio de Sears, 1918, Wikimedia Commons

Te puede interesar: Daria: la caricatura noventera que se atrevió a señalar todo lo malo de este mundo

¿A quién le debemos la invención del vibrador?

Lo que sí es cierto es que la industria de los “masajeadores” no prosperó con el tiempo (porque los médicos notaron que no curaba todo lo que prometía) y de entre todos los empresarios que invirtieron en esa tecnología, uno cometió la osadía de promocionarlo como un “electrodoméstico de uso femenino y masculino” llamado Hygeia.

Si eres de los que se sorprende al verlos en el catálogo donde tu mamá compra sus tuppers y delineadores, te sorprenderá más saber que en los promocionales del vibrador lo describieron como un “aparato de ocio para las mujeres” en periódicos de todo el Reino Unido y en algunos periódicos estadounidenses.

“Se publicaban anuncios en el New York Times y en el Chicago Tribune”

Los vibradores, vistos como juguetes sexuales, se popularizaron hasta la década de los 60, pero siguieron y siguen siendo objetos controversiales, aunque la sexualidad femenina se ha ido desmitificando con el tiempo aún tenemos mucho que conocer.

Tal vez quieras leer: Rosario Castellanos: la mujer contestataria adelantada a su época

También te recomendamos: Lo que las mujeres quieren, según el discurso feminista de Isabel Allende

Síguenos en nuestras redes sociales de DeMemoria: Facebook, Instagram y Twitter