Tragedias que sólo te pasaron si ya alcanzaste el tercer piso de la vida

treintañeros

Llega un momento de la vida donde el dolor de rodillas se vuelve mágicamente un perfecto termómetro que te da la inexplicable capacidad de predecir el clima. Especialmente si llueve. Ese momento de la vida comienza cuando uno sube al “tercer piso” de la vida. Así que si ya predices el clima seguro también viviste estas tragedias de treintañeros.

Fedora GIF - Find & Share on GIPHY

Las peores tragedias que sólo conocen los treintañeros

Grabar una canción

Sí, hoy ya tienes tu súper lista de Spotify armada para cualquier ocasión, pero acuérdate de las que sufrías cuando eras adolescente y no tenías para comprar el casete de los éxitos del momento.

A veces no era falta de presupuesto, sino que nada más no lo encontrabas. Pero nunca te detuviste por falta de ingenio.

Grababas la canción perfecta en el momento justo, habías esperado por horas todo iba bien y… ¡el locutor hablaba! ¡No! Tragedias que sólo recuerdan los treintañeros.

La moda del discman

Sabemos que te tocó vivir el cambio de los casetes al CD. Era como estar en el futuro y no te aguatabas las ganas de que el mundo entero supiera que tenías unos discman nuevos.

Hasta ejercicio querías ir a hacer con ellos, pero no podías ni caminar rápido porque las canciones saltaban y se pausaban. Era de verdad desesperante.

90S Vhs GIF - Find & Share on GIPHY

Sufriste haciendo tareas

Si hoy investigas cualquier tema le puedes preguntar a Google, pero hace unos años la pregunta era algo así como: “Señora, ¿tiene la monografía de la Revolución mexicana?” Y luego a copiar a mano todo lo que medio se veía en el reverso de la monografía.

Stop No GIF by Regal Cinemas - Find & Share on GIPHY

La vida se te comenzó a resolver con Encarta y ya cuando llegaste a la prepa ya había más información en Internet, pero la sufriste.

Dios bendiga el streaming

Cuando ya formas parte del selecto grupo de los treintañeros, el mejor plan de fin de semana es quedarte a ver “pelis”.

La fiesta quedó atrás. Y bueno la verdad los servicios de streaming volvieron las cosas más fáciles, ya ni por descargar virus te preocupas.

Hace unos años la cosa pintaba muy diferente, tenías que ir hasta tu club de videos favorito y rentar la peli de moda en VHS. Si la lograbas encontrar todo bien, pero era infaltable que la cinta venia sin rebobinar y hacías el coraje de la vida.

Randy Marsh Blockbuster GIF by South Park  - Find & Share on GIPHY

Tu pininos en la computadora

Conforme fuiste creciendo la tecnología llegó a tu vida. Eras lo suficiente joven como para entenderte con ella y lo mayorcito como para usarla sabiamente. Al principio sólo jugabas solitario y dibujabas en Paint.

Pop Art GIF by Mr. Cody England - Find & Share on GIPHY

Te pasabas las horas ahí. Cuando el cursor no funcionaba bien era momento de desarmar tu mouse, sacarle la bolita y quitarle la pelusa que se quedaba atorada. Típica tragedia de los años mozos de un treintañero.

La llegada de Internet

Cuando al fin se animaron a contratar en tu casa esa “cosa del diablo” llamada Internet. En esos ayeres viviste la tragedia de estar conectado con tu modem de 56kbps y que tu mamá te descolgara el teléfono para hablar las horas con tu tía. Te quedabas a media plática con tu ligue.

Te volviste maestro de chatear

Sin duda el chat de MSN nos cambió la vida para siempre. Se volvió el lugar perfecto para acercarte a ese crush y platicar un buen rato sin tanta pena. Pero luego te conectabas y ni un saludo te daba.

Era momento de pasar a las medidas extremas: conectarse y desconectarse para que le llegaran las notificaciones de que ya habías aparecido en escena y se diera cuenta de que existías. Ya si había confianza era hora de un zumbido.

También te recomendamos: Así se veía Facebook hace 15 años: te volviste tan adicto que no te diste cuenta cuánto cambió

Visita nuestro perfil en Instagram.