La inauguración del Auditorio Nacional: el capricho que Miguel Alemán no se pudo dar

El Auditorio Nacional es una pieza clave de la ciudad por ser uno de los recintos culturales más importantes. El él se han presentado eventos tan diversos como ‘El lago de los cisnes’, todos los conciertos de Luis Miguel y fue la sede original del Gran Remate de Libros por 12 años consecutivos.

Auditorio Nacional
Fuente: Auditorio Nacional, Sistema de Información Cultural (SIC), Gobierno de México

El origen del Auditorio Nacional

Es uno de los Auditorios más importantes del país, pero su origen no tenía nada que ver con esto, originalmente sería un lugar de promoción de actividades ecuestres, un capricho de Miguel Alemán inspirado en el triunfo del general Humberto Mariles en los Juegos Olímpicos de Londres.

La obra estaba a medias, pero de todos modos la inauguraron el 25 de junio de 1952, y en diciembre de ese año Adolfo Ruiz Cortinez detuvo las obras debido a su política de austeridad, algo común en este país.

Auditorio Nacional

En 1953 comenzó a funcionar como el Teatro Unidad Artística y Cultural del Bosque y lo que sería granero se acondicionó como un teatro circular, por lo que este edificio jamás fue usado con los fines de Alemán.

Auditorio Nacional

También te puede interesar: El boleto de a peso: así fue la inauguración del Metro en la Ciudad de México

Dos años después terminaron la construcción del recinto, que ya estaba totalmente lleno de arte y cambió su nombre de Auditorio Municipal a Auditorio Nacional y albergó tanto eventos políticos y culturales como certámenes de belleza y parte de los Juegos Olímpicos.

La reinauguración del Auditorio Nacional

Durante los años 80 el edificio presentaba muestras de deterioro y su remodelación fue tarea de los arquitectos Teodoro González de León y Abraham Zabludovsky, (el hermano de Jacobo). Tuvieron como objetivo satisfacer cualquier necesidad del mundo del espectáculo.

Auditorio Nacional
Fuente: Arquitecto Abraham Zabludovsky Kraveski, Wikimedia Commons

El Auditorio Nacional fue reinaugurado en 1991 y se dedicó a vincular, el arte, la cultura y entretenimiento con la sociedad. Además logró posicionarse como el quinto mejor recinto en el mundo para espectáculos en vivo.

En 1992 se llevó a cabo la primera edición de Las Lunas del Auditorio, una celebración en la que se premia a los mejores exponentes del arte escénico en México, un motivo más que lo convirtió en el máximo exponente del espectáculo y la cultura de nuestro país.

Tal vez quieras leer: Topes, semáforos y camiones: así se veía Insurgentes antes del Metrobús

Visita nuestro perfil en Instagram.