De ‘Delfines’ al Metrobús de doble piso: así evolucionó el transporte público en la CDMX

camiones de la cdmx

¿Te puedes imaginar transportarte en una ballena o sobre un delfín? No, no se trata de que te vayas un día a Cuernavaca a un parque acuático, ni de que te sientas Aquaman. Eso era posible hace ya unos (bastantitos) ayeres en los camiones de la CDMX.

Nuestras hermosas tierras chilangas eran una auténtica jungla de concreto. Cuando la ciudad comenzó a crecer a un ritmo acelerado después de la década de los 50, llegaron nuevas necesidades de movilidad. Esta necesidad de transporte fue satisfecha con taxis y autobuses de todas las “razas”.

Los primeros camiones de la CDMX

Los primeros camiones que empezaron a circular por la capital de México eran carros tirados por mulas, a los que se les conoció como “Ruleteras”. Conforme el país se estabilizó después de la Revolución Mexicana el transporte comenzó a modernizarse y llegaron los primeros automotores que salían del Zócalo con rumbo a distintas rutas.

Ya para los años 40 los tranvías cubrían las principales rutas de transporte y se complementaban con camiones, la mayoría de ellos eran el típico modelo que recuerda a los camiones escolares, los que popularmente se conocen como “guajoloteros”.

El ícono: los “delfines”

En los años 60 la Ciudad de México atravesó una revolución en su manera de transportarse. Un auténtico zoológico tomó las calles chilangas. Los autobuses evolucionaron y producto de la creación de la “alianza de Camioneros de México” llegaron los “delfines”.

Eran autobuses de fabricación nacional más modernos y estilizados, daban otro aire al entonces Distrito Federal. Sus asientos eran acolchonados y el motor funcionaba a base de Diesel, lo que los hacia más económicos y menos contaminantes. Su nombre venía de un par de placas en forma de delfín que decoraban la unidad en sus costados.

Con el delfín nació una de las “tradiciones” más curiosas del transporte mexicano: el “21”. El chofer entregaba al usuario un boleto foliado cuando éste pagaba. El usuario hacía la suma de los dígitos del folio y si el resultado era 21 el boleto podía ser “intercambiado” por un beso. Esto sólo era un mito, una especie de juego y no una práctica real.

Los delfines se volvieron muy populares a finales de la década de los 70 y comienzos de los 80, se convirtieron prácticamente en un símbolo de la ciudad. La demanda, el uso y el abandonó fueron deteriorando los camiones, por lo que pronto surgieron nuevas unidades conocidas como “ballenas”.

“Ballenas” los reyes del mar de concreto

Como los camiones de la CDMX llamados delfines resultaron ser todo un éxito, pero se vieron rebasados en su demanda y disposición surgieron nuevos autobuses que se conocieron como “ballenas”. Estos recibieron este nombre porque sus costados tenían la figura de una ballena.

Eran camiones un tanto parecidos a los delfines, aunque estos se uniformaron en color azul con blanco y podían transportar a más pasajeros que los delfines. Estas unidades eran reconstrucciones de otros camiones que ya habían circulado por las calles de la ciudad.

Camiones de la CDMX

Aunque se pensó que los camiones podrían responder a las necesidades de la ciudad. Este modelo no logró sobrevivir por mucho tiempo y fueron quedando fuera de circulación. Lo que sí logró sobrevivir es el recuerdo afectuoso entre quienes pudieron viajar en estos peculiares camiones de la CDMX.

La Ruta 100

A comienzos de los 80 el éxito del transporte público concesionado condujo a malas prácticas y a ciertos abusos, como elevar el costo del pasaje, por esa razón el entonces presidente José López Portillo decretó la creación de la Ruta 100. De esta forma, todas las compañías camioneras pasarían a ser operadas por la Federación.

Fuente: Steve Morgan vía Creative Commons

La Ruta 100 se recuerda como uno de los mejores proyectos de movilidad con los que ha contado la CDMX. Sin embargo, tras algunos problemas económicos se tuvo que declarar en quiebra. Este hecho provocó el surgimiento de nuevas formas de transporte como las combis y los microbuses.

Fuente: Chilango985 vía Creative Commons

El RTP

Cinco años más tarde, en el 2000, la entonces jefa de gobierno Rosario Robles decretó la creación de la Red de Transporte de Pasajeros del DF (RTP). Con esta red salieron distintas rutas con camiones que funcionaban con alcancías.

Fuente: SerialKiller 666 RTP vía Creative Commons

Al principio los modelos eran autobuses ya deteriorados que pertenecían a la Ruta 100, actualmente esos modelos están descontinuados y la red ha sido sustituida por el M1.

Fuente: ProtoplasmaKid vía Creative Commons

El Metrobús

Pasaron varios en los que se fue consolidando el servicio de microbuses y combis, sin embargo, estos resultaron como un factor de contaminación y diversos problemas viales, por eso se volvió necesario un nuevo plan que cubrieran algunas rutas de los camiones de la CDMX.

Fuente: Hook89 vía Creative Commons

Para junio de 2005 la primera línea del Metrobús fue echada a andar cubriendo actualmente la avenida Insurgentes. Este sistema de transporte que comenzó con camiones reticulados se ha extendido hasta cubrir 7 Líneas y ha diversificado los modelos de las unidades, incluyendo autobuses de doble piso que circulan sobre Reforma.

También te recomendamos: De cocodrilos a canarios: así han evolucionado los taxis de la CDMX

Visita nuestro prefil en Intagram.