No digan que no nos advirtieron: las alertas sobre la crisis ambiental de hace 40 años

Contaminación en la Ciudad de México

Los problemas de contaminación en la Ciudad de México no son nuevos, llevamos años sabiendo que son graves y que con tiempo sólo pondrían empeorar. También sabíamos que podíamos  revertirlos pero por alguna extraña razón no hemos hecho nada significativo al respecto.

Los efectos que tienen algunos productos de uso común en la contaminación del aire no eran desconocidos. Desde 1972 los fabricantes de insecticidas ya ofrecían opciones biodegradables para “apoyar la campaña contra la contaminación”.

Contaminación en la Ciudad de México

Desde finales de la década de los setentas ya se pedía a las personas que tomaran serio el problema de la contaminación por ser un asunto de vida o muerte.

Contaminación en la Ciudad de México

En agosto de 1987 una imagen evidenció la pésima calidad del aire en la Ciudad de México para hacer consciencia de la gravedad del problema.

Contaminación en la Ciudad de México

En octubre del mismo año el Índice Metropolitano de Contaminación del Aire (IMECA) llagó a 199 puntos. Según la nota de la Jornada se consideraba emergencia ambiental cuando se llegaba a los 200 puntos.

Contaminación en la Ciudad de México

Se consideraba que el índice IMECA que podía afectar a personas sensibles era de 101, como bebés o ancianos. Si la cifra aumentaba a 201 afectaba a personas con problemas cardiovasculares y provocaba ligeras molestias a la ciudadanía en general.

En 1995 el Secretario de Medio Ambiente Eduardo Palazuelos reconoció que la burocracia continua siendo uno de los mayores obstáculos para la consecución de las metas ambientales.

Lamentablemente ese mismo año la entonces Titular de Medio Ambiente Julia Carabias advirtió sobre la necesidad de llevar a cabo un reordenamiento territorial que permitiera controlar las zonas ecológicas y las zonas urbanas.

Lo peor de esta nota es la advertencia de que de no poner en marcha planes para disminuir la contaminación en la Ciudad de México, ésta quedaría inhabitable en 40 años. Llevamos 25 años y los efectos de la desatención a la crisis ambiental son cada vez menos fáciles de ignorar.

Tal vez quieras leer: El agua en la Ciudad de México: crónica de una sequía anunciada

Visita nuestro perfil de Instagram.