Terremotos y costureras: la trágica y negligente historia que se repitió

Además de los obvios accidentes laborales que implica dedicarse al oficio, nadie imaginaría que trabajar como costurera podría ser un trabajo de alto riesgo, pero México parece esforzarse en demostrar lo contrario. La mañana del 19 de septiembre de 1985 cientos de costureras murieron al quedar atrapadas bajo los edificios en los que laboraban. Más allá de mala suerte o el desastre natural, se debió a la corrupción y la negligencia. El 19 de septiembre de 2017 la historia se repitió para una nueva generación de mujeres costureras.

costureras
Fuente: Los Políticos Veracruz

¿Costureras?

Pasaron a la historia como “las costureras de San Antonio Abad”, pues ahí se encontraban los edificios en los que laboraban bajo un clima de explotación, sin las prestaciones mínimas marcadas por la ley y en la clandestinidad, cuando el terremoto llegó. 

¿Clandestinidad?

Así es. Los talleres de San Antonio Abad eran improvisados y clandestinos, ubicados en edificios y casas que no cumplían con las medidas de seguridad necesarias para dar lugar a las pesadas máquinas con las que las costureras trabajaban. Fueron justo las máquinas las que influyeron en que las construcciones no soportaran el peso y cayeran sepultando a cientos de trabajadoras.

costureras

¿Alguien hizo algo al respecto?

Pues…las autoridades se comprometieron a resolver las precarias condiciones de trabajo de las costureras para evitar que la historia se repitiera, pero más de 30 años después, el terremoto de 2017 demostró que las condiciones no habían cambiado en lo absoluto.

Tal vez quieras leer: Los sismos no saben de cultura: cines y teatros que el terremoto del 85 derrumbó

¿Qué tiene que ver el 2017?

El terremoto de 2017 no sólo tuvo en común el mes y el día que el de 1985, también la muerte de cientos de costureras, que al igual que sus compañeras de antaño, se encontraban laborando en pésimas condiciones y no lograron abandonar su estación de trabajo a tiempo para evacuar el edificio.

costureras

¿Murieron?

Así es. En la calle de Chimalpopoca una fábrica textil cayó, dejando al descubierto una historia tan similar a la de 1985, que no puede más que causar dolor e impotencia ante la nula respuesta de las autoridades. Sus condiciones laborales y de seguridad parecían imitar las de San Antonio Abad 32 años atrás, pues el edificio contaba con uso de suelo para oficinas, más no para fábrica y el peso adicional que eso implicaba.

¿Cuantas personas murieron?

Ese fue otro de los problemas en común de 1985 y 2017. En ambos casos es difícil hablar de una cifra exacta pues los números oficiales no coinciden y al estar en clandestinidad, las fábricas no tienen números confiables. En 1985 los medios y algunas sobrevivientes reportaron la caída de poco menos de 800 talleres, pero la Cámara de la Industria del Vestido sólo reconoció sólo 500. Se habla de varios cientos, pero en cifras no oficiales asciende a más de mil.

costureras
Fuente: Vértigo Político

En 2017 nuevamente las cifras no cuadraron. Las autoridades de la CDMX reportaron 28 personas fallecidas, de las cuales siete eran de origen extranjero, pero el reporte final de la Secretaría del Trabajo contabilizó 15 muertos, 13 menos que las autoridades capitalinas. El edificio de Chimalpopoca puso una vez más en la mira las precarias condiciones laborales y de seguridad de cientos de trabajadoras, no sólo de la industria del vestido, que se encuentran en la clandestinidad, sin ningún tipo de registro ni garantía.

Tal vez quieras leer: “Sobreviví a los dos sismos”: una historia de vida después del 19s

Síguenos en nuestras redes sociales: FacebookInstagram y Twitter.