Ejes viales: el proyecto capitalino que dejó a cientos de chilangos sin casa

ejes viales

En fechas recientes hemos vivido las consecuencias ambientales de que la ciudad esté convertida en uno de los estacionamientos más grandes que existen. El problema no es nuevo, comenzó a principios de la década de los 70. En aquél entonces la solución que se pensó fue la construcción de Ejes Viales.

Ejes Viales una “solución” al problema del tránsito en la CDMX

La Ciudad de México creció sin contar con un plan que garantizara su expansión y funcionalidad. No existió un proyecto de desarrollo, sino que se fue adaptado conforme las necesidades lo iban demandando.

Antes de que la ciudad recibiera a millones de connacionales venidos de todas partes de la República, la estructura con la se contaba permitió solventar las necesidades de movilidad que se tenían.

Pero la ausencia de un trazado en la construcción de vialidades y el aumento de la población y los automóviles que circulaban pronto colapsó las principales calles y avenidas de la capital.

Fue entonces cuando se pensó en aplicar un proyecto bastante ambicioso en el cual se hacía un nuevo trazo de la ciudad. Este proyecto se conoció como Ejes viales.

El novedoso proyecto de los Ejes Viales

Los Ejes Viales llegaron para solucionar el problema del tráfico automovilístico del entonces Distrito Federal. Los ejes Fueron presentados como una innovación en movilidad, que no sólo atendería el problema que ya se enfrentaba, sino que un futuro evitaría que la situación se repitiera. Ajá.

El trazo de estas nuevas vialidades partía a la ciudad de Sur a Norte y de Oriente a Poniente. Fue un proyecto que transformó el paisaje urbano radicalmente, en el cual se volvía necesario ampliar calles y avenidas para construir las nuevas. Por ejemplo, algunos de los tramos del hoy Eje Central, antaño tenían camellones y hasta glorietas.

El trazo de los ejes hizo necesario que algunas casas y edificios tuvieron que ser derribados para ceder su espacio a las nuevas vías rápidas.

Fue algo espectacular que quizá las nuevas generaciones no logremos concebir porque hemos crecido en una ciudad donde los Ejes Viales ya tiene varios años rebasados.

Fue por cuestión de practicad

El laberinto de calles y avenidas que tenías que cruzar para llegar de un lado a otro de la ciudad era bastante complejo, por lo cual los Ejes Viales se volvieron un modelo de vialidad que incluyó la sincronización de semáforos, la prohibición de estacionamiento, en algunos casos el sentido único, los carriles confinados para el transporte público (principalmente el trolebús) y los carriles en contra flujo para uso exclusivo del transporte público.

Quizá te interese: La construcción de la Línea 1 del Metrobús: un proyecto que costó cientos de árboles muertos

Si lo pensamos, en realidad era un proyecto vanguardista para su época. Solamente le faltó incorporar avenidas más amplias y carriles exclusivos para el transporte alternativo, como la bicicleta, que hoy se han vuelto tan necesarios. Pero bueno el esfuerzo ahí estuvo.

Algunas capitalinos no estuvieron muy conformes con el proyecto, puesto que para ellos significó la pérdida de sus patrimonios y el tener que cambiar de hogar. Para la ciudadanía se convirtió en un verdadero dolor de cabeza, ya que las obras se encontraban por todos lados.

Pese a todo las obras fueron inauguradas un 23 de junio de 1979, un año y dos meses después de haberlas anunciado, así que no fueron tan lentos con su construcción.

Un esfuerzo que pronto fracaso

La obra nació condenada. En abril de 1978, cuando se anunció el proyecto, se reaccionó a un problema para el que no se estaba preparado. Y aunque fue un plan visionario no pudo anticiparse al crecimiento de la ciudad y sus habitantes.

En ese entonces se anunció la construcción de 34 nuevos ejes de circulación rápida, la conclusión del Anillo Periférico y el Circuito Interior. Todo como parte del Plan Rector de Vialidad que permitía contar con arterias de alta velocidad y circulación continua para combatir la perdida de 17.5 millones de horas hombre al día en el tráfico. Sin embargo, en la inauguración sólo se abrieron 15 ejes.

Es verdad que hoy los Ejes Viales están colapsados, incluso algunos tienen que cambiar de sentido para permitir mayor movilidad a ciertas horas del día. Pero la realidad es que no podríamos imaginar la existencia de la ciudad sin estas avenidas.

También te puede interesar: Nos dijeron que era temporal y ya lleva 30 años: así surgió el Hoy no circula

Visita nuestro perfil en Instagram.