Enrique Metinides: el fotógrafo de nota roja que hizo de la tragedia un arte

fotografía de nota roja

Choques, accidentes, asesinatos y montones de cadáveres suelen ser protagonistas de este tipo de periodismo que, aunque es menospreciado por muchos, sigue abarrotando los puestos de periódicos y sigue impactando a quienes accidentalmente (o no) echan un vistazo a las primeras planas, incluso en este género polémico existen leyendas, como Enrique Metinides, el ícono de la fotografía de nota roja.

Enrique Metinides comenzó su carrera a la tempranísima edad de 11 años, entonces era el reportero más joven y como era común en la mitad del siglo XX, no tenía ninguna formación profesional, pero aprendió sobre la marcha de forma autodidacta, pero apoyado por sus colegas y editores.

Fuente: Enrique Metinides Fotografía

Según él mismo, de niño no veía estas escenas trágicas con miedo sino que las relacionaba con sus experiencias en la salas salas de cine de la calle San Juán de Letrán, en la Ciudad de México, donde veía películas de Edward G. Robinson y Humphrey Bogart, según su página oficial.

Fuente: Enrique Metinides Fotografía

Quizá su fascinación por el cine de acción es lo que le dio la fortaleza para enfrentar todo tipo de escenas trágicas. ‘El Niño’, como lo conocían, se abrió paso entre los escenarios de la fotografía de nota roja que van desde desastres naturales hasta asesinatos y otros actos de violencia.

fotografía de nota roja

Más de 70 años de trabajo y de 30 años como colaborador de La Prensa le valieron una exposición que incluyó videos, juguetes, cámaras y por su puesto una gran selección de su fotografía de nota roja.

Fuente: Enrique Metinides Fotografía

La cineasta Trisha Ziff llevó esta exposición a Francia y a Nueva York e incluso en 2015 dirigió el documental El hombre que vio demasiado en honor a Enrique Metinides, según la página Fotomuseo.

fotografía de nota roja

Te puede gustar: La verdadera historia detrás de la famosa foto del beso: nada tiene que ver con amor

El hombre que impactó a muchos con su escenas violentas hoy tiene 85 años y asegura que aunque se fascinó con la tragedia también lo hizo con los espectadores quienes, como mosquitos hipnotizados por un destello de luz, se dejan seducir por el morbo que genera la muerte y resumió este interés con la frase:

“Un buen accidente, atrae a la gente…y siempre es un gran negocio para los vendedores de helado.”

fotografía de nota roja
Fuente: Exposición de Enrique Metinides, Secretaría de Relaciones Exteriores

Para él este interés no viene de un proceso de reflexión sobre nuestra propia condición de mortales sino del goce que nos genera el chisme, el espectáculo y el entretenimiento que rodea el periodismo de nota roja, un género que, por cierto, tiene mejores ganancias que los vendedores de helado.

Tal vez quieras leer: Los detalles detrás de ‘Abbey Road’: a 50 años de la foto más famosa de The Beatles

También te recomendamos: Muy bonitas las fotos y todo, ¿pero por qué no se cae la Torre de Pisa?

Síguenos en nuestras redes sociales: FacebookInstagram y Twitter.