La inauguración del Estadio Azteca en 1966: 4 años de obras y 100 mil toneladas de cemento

inauguración del estadio azteca

Durante la década de los 60 al sur de la Ciudad de México, se construyó un inmueble como nunca se había visto: el llamado Coloso de Santa Úrsula. Después de 4 años de obras y miles de toneladas de concreto y acero, más de 100 mil mexicanos asistieron a la inauguración del Estadio Azteca.

El antecedente

Hasta antes de la construcción del Coloso de Santa Úrsula, el máximo inmueble deportivo con el que contaba la nación era el estadio de Ciudad Universitaria (CU). Con el paso del tiempo, a la afición mexicana le fue gustando más y más asistir a los estadios a presenciar los encuentros de sus clubs favoritos.

El Club América tenía por casa el estadio de CU, en donde registró altos promedios de asistencia, por lo que las instalaciones universitarias pronto le fueron quedando chicas. Se volvió latente la necesidad de crear su propio nido.

Emilio Azcárraga Milmo tenía la visión de crear un estadio moderno y con la mayor capacidad del país. Por su parte, Guillermo Cañedo, convenció a Azcárraga de aventurarse en aquel ambicioso proyecto, volviéndolo aún más grande, no sólo era una casa para el América, sino un estadio que le permitiera a México ser sede para el campeonato mundial del 70.

Quizá te interese: La construcción de la Línea 1 del Metrobús: un proyecto que costó cientos de árboles muertos

La construcción

Con la inspiración de crear un estadio monumental que pudiera servir como sede principal del primer mundial a realizarse en México, en 1962 arrancaron las obras para construir el Estadio Azteca.

El lugar escogido para la monumental obra fueron los ejidos de Santa Úrsula sobre la calzada de Tlalpan. Las condiciones del terreno eran las óptimas para la construcción de la monumental obra, esto por la superficie rocosa del terreno producto de las erupciones del volcán Xitle.

Aunque para la opinión pública de los años 70 estaba situado muy lejos, dificultando el acceso al inmueble, el tiempo hizo que la ciudad absorbiera al monumental estadio.

inauguración Estadio Azteca

Las obras duraron 4 años bajo el mando de los arquitectos Pedro Ramírez Vázquez y Rafael Mijares Alcérreca, quienes se impusieron en un concurso donde también se presentaron Félix Candela y Enrique de la Mora.

Para las instalaciones se ocupó una superficie de alrededor de 63 mil 590 metros cuadrados. Fue necesaria la participación de 35 ingenieros, 17 técnicos y 10 arquitectos. El responsable de la obra fue Luis Martínez del Campo, apenas a sus 26 años.

En comienzo se estimó que el costo de la obra sería de 95 millones de pesos, pero al final la obra costó alrededor de 200 millones de pesos. Mismos que fueron invertidos en terreno, sueldos para el personal y un cálculo de ocho mil toneladas de varilla y unas 100 mil toneladas de concreto.

El gran día, la inauguración del Estadio Azteca

Finalmente, después de mucho esfuerzo, llegó el día de la inauguración del Estadio Azteca. Fue un 29 de mayo de 1966 cuando abrió sus puertas por primera vez al público.

A la inauguración del Estadio Azteca acudieron distinguidas personalidades encabezadas por el entonces presidente de la nación Gustavo Díaz Ordaz, el entonces presidente de la FIFA, Stanley Rous, el regente del DF, Ernesto P. Uruchurtu y por su puesto Emilio Azcárraga Milmo y Guillermo Cañedo.

inauguración del estadio azteca

La primera persona que pateó un balón en la cancha del Estadio Azteca fue el presidente Gustavo Díaz Ordaz. Los primeros en disputar un encuentro de futbol fueron el Club América y el Torino de Italia.

El primer gol fue obra del brasileño Arlindo dos Santos apenas a los 10 minutos de juego, acá en momento en video:

Después de ese gol, sus redes han sido marcadas por ídolos mexicanos y mundiales de la talla de Pelé y Maradona, esto en los mundiales de México 1970 y México 1986. Ningún otro estadio del mundo puede presumir eso.

Por cierto, el nombre del Coloso de Santa Úrsula se escogió a través de un concurso donde los interesados mandaban a través del servicio postal una carta con su propuesta de nombre, el más mencionado sería el ganador y la primera carta en llegar con ese nombre, la persona en ganar. El ganador del concurso Antonio Vázquez Torres, de la ciudad de León en Guanajuato.

También te puede interesar: Nos dijeron que era temporal y ya lleva 30 años: así surgió el Hoy no circula

Visita nuestro perfil en Instagram.