El incendio de la Cineteca Nacional: el recinto que resurgió de las cenizas

La Cineteca Nacional, punto de reunión de cinéfilos, nerds, millenials y otras “tribus”, fue construida en los terrenos de los Estudios Churubusco, pero sufrió un terrible incendio y resurgió para seguir siendo recinto de la cinematografía nacional e internacional.

Sus primeros años

Las instalaciones fueron inauguradas el 17 de enero de 1974 y la primera película proyectada fue El Compadre Mendoza, realizada en 1933 por Fernando de Fuentes.

La Cineteca Nacional
El Compadre Mendoza, Interamericana Films / Producciones Águila, México, 1934

En aquellos días, la Cineteca contaba con dos salas de proyección: el Salón Rojo y la Sala Fernando de Fuentes, además de bóvedas para el resguardo de cientos de películas, una sala de exposiciones en torno al cine y un sitio para la labor de los investigadores del llamado séptimo arte.

La Cineteca Nacional, un programa de 1976

En poco tiempo, la intelectualidad la convirtió en punto de reunión y por las salas desfilaron cientos de películas  de todos lados del mundos, era un verdadero oasis para la aventura cinematográfica.

Cineteca Un ejemplo de la cartelera de la Cineteca Nacional.

El incendio

La tarde del 24 de marzo de 1982, un corto circuito provocó un incendio cuando decenas de personas aguardaban para ingresar a las salas, salieron despavoridas cuando el fuego avanzó hasta consumir el recinto.

La Cineteca Nacional en llamas.

En cuestión de minutos ocurrieron cuatro explosiones y el lugar quedó prácticamente devastado por la fuerza de los estallidos.

La Cineteca Nacional sufrió perdidas irreparables

Decenas de bomberos y elementos de cuerpos de rescate se presentaron a atender la emergencia, lamentablemente se confirmó la muerte de al menos cinco personas y a una veintena de desaparecidos.

La Cineteca Nacional, peritos intentaban aclarar las causas del incendio.

Los peritajes concluyeron en que las malas condiciones de las bóvedas de resguardo del material y el nitrato de plata de las miles de cintas se convirtieron en factores para el desastre.

El resurgimiento de la Cineteca Nacional

La crisis económica de aquellos tiempos desatada por la caída del petróleo y la estela de corrupción del sexenio de José López Portillo, presagiaron el final de la Cineteca Nacional.

Pero afortunadamente, en 1984 la autoridad tomó el control de la entonces llamada Plaza de los Compositores, ubicada en Avenida Cuauhtémoc a unos metros de Río Churubusco y en ese lugar, la Cineteca renació de entre las cenizas.

View this post on Instagram

¡Buen fin de semana! 🎬📽🎞📼📹🎥🍿

A post shared by Cineteca Nacional México (@cinetecanacionalmx) on

Cuatro salas de exhibición, una cafetería bautizada como “Ocho y medio”, como la gran película de Federico Fellini, una tienda para libros con precios prohibitivos, pero muy atesorables y toda gama de afiches para el disfrute del cinéfilo más aferrado.

En 2011, la Cineteca Nacional fue sometida a una modernización que le ha permitido convertirse en un nicho para el disfrute del cine.

Lee Luis Estrada, un recorrido por su obra, imperdible si eres mexicano.

Visita nuestro perfil de Instagram.