La verdadera razón por la que México arrasó en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles

A veces los conflictos políticos entre países terminan con serias consecuencias dentro del mundo del deporte. Por ejemplo, la Guerra Fría tuvo consecuencias en los Juegos Olímpicos. No precisamente en la sana competencia entre los atletas, sino en a través del boicot a los Juegos Olímpicos.

El boicot norteamericano, 1980

En 1979 Estados Unidos amenazó con boicotear los Juegos Olímpicos como una forma de protesta a la invasión soviética a Afganistán. Los norteamericanos decidieron que si la política exterior de los soviéticos no cambiaba ellos no asistirían a las olimpiadas próximas a celebrarse en Moscú.

Sus amenazas fueron cumplidas y varios países se sumaron al propósito de Estados Unidos. De los que destacan fueron Canadá, Argentina, Chile y Japón. México asistió a la justa olímpica, pero el medallero fue corto. Sólo se consiguieron cuatro medallas, tres de bronce y una de plata.

El boicot a los Juegos Olímpicos de 1984

En “venganza” por lo sucedido cuatro años antes, los soviéticos decidieron boicotear los Juegos Olímpicos que se realizaron en la ciudad estadounidense de Los Ángeles.

El 8 de mayo de 1984 la Unión Soviética anunció sus intenciones de boicotear la justa olímpica. En ese mismo día comenzó el tradicional recorrido del fuego olímpico en la ciudad de Nueva York. El argumento fue que había cierta preocupación por la seguridad, esto derivado del profundo sentimiento antisoviético.

Para el resto del mundo la reacción soviética parecía una “venganza”. La URSS se mantuvo firme asegurando que su decisión se basaba en la seguridad de la delegación de atletas soviéticos. Al boicot se sumaron otros 14 países, en su mayoría simpatizantes de la política soviética, como Alemania Oriental y Polonia.

Hubo otro boicot paralelo al soviético por iniciativa de Irán, quien se manifestó en contra de los olímpicos por la política intervencionista de Estados Unidos en Medio Oriente, su apoyo a la ocupación de Jerusalén y su intervención en Latinoamérica. Al parecer los iraníes tenían motivos mejor justificados que los soviéticos.

México y la ausencia del bloque socialista

Los resultados si los atletas soviéticos y demás países afines a la política socialista hubieran asistido a Los Ángeles nunca los conoceremos. Lo cierto es que México tuvo una de sus actuaciones más brillantes.

Foto: Getty Images

México se regresó con dos medallas de oro, tres de plata y un bronce, quedando en el puesto número 17. Comparando con lo conseguido en 2016, donde México quedó en la posición número 61, los Juegos Olímpicos de 1984 fueron todo un éxito.

Ernesto Canto y Raúl González se impusieron en la prueba de los 20 kilómetros de marcha.

Días después Raúl González se coronó en la prueba de 50 kilómetros en marcha. Dejó un nuevo récord olímpico y ganó por seis minutos de ventaja.

En ciclismo cayó la primera medalla en la historia de ese deporte fruto del esfuerzo de Manuel Youshimatz, quien logró el bronce en la prueba por puntos.

Daniel Aceves se hizo con la presea de plata en la prueba de lucha grecorromana en la categoría de los 52 kilogramos.

Ahora el boicot a los Juegos Olímpicos se puede recordar con cierto humor, como lo hicieron Los Simpson, pero hay que tener presente que las fronteras de la política no deberían trasladarse a una justa olímpica.

También te recomendamos: Una lista honorable y exclusiva: los 5 mejores futbolistas de todos los tiempos

Visita nuestro perfil en Instagram.