La misoginia en el deporte: mexicanas que se la rifaron, pero nos importó más su apariencia

Cuando piensas en deporte seguro recuerdas palabras como: disciplina, resistencia, fuerza, y compañerismo, ojalá que estas cualidades fueran los calificativos con los que se describen a las deportistas mexicanas.

Si volteamos un poco a la historia del deporte femenil en México, la mayoría de los casos están llenos de insultos y ataques de por medio, ¿la razón? El aspecto físico de las deportistas parece ser más importante que su desempeño dentro de sus carreras.  Como ejemplo está lo vivido por tres mujeres increíblemente hábiles, que alcanzaron logros de reconocimiento internacional, pero los mexicanos no las supimos valorar, o mejor dicho, que los mexicanos estuvimos llenos de misoginia:

Soraya Jiménez

Desde niña fue aficionada a los deportes, de adolescente descubrió su gusto por la halterofilia. Tuvo varios logros, pero el que la posicionó como una de las más grandes deportistas mexicanas fue en el 2000, cuando nos dejó boquiabiertos al cargar 222.5 kilogramos.

Con esta marca no solo ganó la medalla de oro sino que hizo sonar el himno de México tras 16 años de no escucharse en los Juegos Olímpicos.

deportistas mexicanas. Soraya

Tras su gran logro vivió dos escándalos, uno por haberse hecho pasar como estudiante de la UNAM para competir en el Campamento Mundial Universitario de Turquía y el segundo por la detección de drogas ilícitas en la prueba de dopaje del Campeonato Panamericano de Venezuela.

Además fue juzgada por su apariencia “masculina”. Los comentarios de algunos mexicanos siempre iban dirigidos a su sexualidad, como si eso fuera de importancia pública.

Soraya murió a los 37 años, apoyada únicamente por sus familiares cercanos, la revista Proceso mencionó que estudios posteriores al antidoping de Venezuela revelaron que la sustancia encontrada era un antidepresivo. ¿Cuántos deportistas han estado envueltos en controversias semejantes y fueron perdonados?, ¿por qué permitimos que una mujer de oro muriera olvidada en la soledad?

Deportistas mexicanas Soraya

Ana Gabriela Guevara

La velocista cosechó tantos logros que podemos asegurar que correr era la pasión que daba sentido a su vida, participó en más de 40 carreras y tomó el primer puesto del podio en 23 ocasiones, incluyendo su más famoso oro de 2002 en la ‘Golden League’, ella no se detuvo allí, en 2004 logró una plata en los Juegos Olímpicos de Atenas.

deportistas mexicanas. Ana

Lamentablemente, sus críticos no se enfocaron nunca en sus grandes logros sino en su aspecto físico, “marimacha”, “parece hombre” y una larga fila de insultos acompañaban sus “críticas”.

Ana Gabriela Guevara fue insultada por cómo lucía, este prejuicio llegó a tal grado cuando en 2016 fue golpeada por cuatro hombres e increíblemente hubo quien justificó ese acto de violencia con este argumento, según explicó el diario La Jornada.

Afortunadamente, Ana logró superar todas estas agresiones y además de su destacada carrera deportiva participó en ámbitos de la política, fue titular de la Coordinación de Cultura Deportiva, Física y de Salud y del Instituto del Deporte del Distrito Federal. Para nosotros ella siempre será la digna abanderada de la federación mexicana.

deportistas mexicanas. Ana abanderada

Alexa Moreno

Hoy es la única mexicana en ganar una medalla en un Campeonato Internacional de Gimnasia, ganó el bronce en esta competencia después de ser duramente criticada por su aspecto durante su participación en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2006: fue llamada “gorda”, “chaparra” y un sin fin de insultos respecto a su apariencia física que nada tienen que ver con su desempeño en la disciplina.

A pesar de haber declarado lo mucho que le dolió leer comentarios ofensivos de sus compatriotas, ella sigue siendo una de las mejores deportistas mexicanas y en 2018 demostró que las líneas de su cuerpo son perfectas para el mundo de la gimnasia, que su peso no es un impedimento y que su piel además de flexible es tan fuerte para mantenerla adelante.

¿Hasta cuándo podremos dejar de juzgar a las mujeres por su apariencia como si eso fuera lo único valioso que tienen?

Tal vez quieras leer: Kaepernick no es el único: los valientes deportistas que protestaron contra el racismo

Visita nuestras redes sociales: FacebookInstagram y Twitter.