El mundial femenil de México 71: una hazaña del futbol nacional que está en el olvido

mundial femenil en méxico

La selección mayor de futbol mexicana ya jugó una final dentro de un mundial y casi nadie lo sabe. Se trató del primer mundial femenil en México en 1971, donde un valiente grupo de guerreras enfrentó todos los prejuicios y casi se hace del título mundial.

El Mundial Femenil en México que no podemos olvidar

11 guerreras contra el mundo

Los retos que tuvo que enfrentar la selección femenil no sólo involucraban a una sociedad cargada con un machismo recalcitrante, donde las mujeres que se atrevían a practicar el deporte más bello del mundo eran señaladas como “machorras”. También tuvieron que enfrentar la falta de apoyos gubernamentales y el nulo reconocimiento que tuvo la FIFA por este tipo de eventos.

Las mujeres de aquel entonces jugaban en equipos amateurs, en canchas improvisadas o de plano en la calle. No contaban con muchas oportunidades y la opción viable era integrarse a las filas de un equipo local que les daba un pequeño espacio a las mujeres. Así lo relató Alicia ‘La Pelé’ Vargas en entrevista para Apuntes de Rabona.

En 1970, Italia fue la encargada de organizar el primer mundial de la categoría, un campeonato considerado como extraordinario por la FIFA. Al evento las mexicanas llegaron casi con sus propios medios. Prácticamente ningún medio reportó el viaje de las mexicanas, incluso fueron los italianos los que pagaron el viaje de las Aztecas.

Aunque la federación en México prácticamente no las apoyó, las mexicanas lograron un nada despreciable tercer lugar. Una marca superada con la justa que se desarrolló en casa.

Quizá te interese: La inauguración del Estadio Azteca en 1966: 4 años de obras y 100 mil toneladas de cemento

Lo mejor de aquel mundial

En ese entonces, México organizó apenas el segundo Campeonato Mundial Femenil de Futbol. Las sedes escogidas fueron el Estadio Azteca y el Estadio Jalisco, dos de los máximos inmuebles deportivos con los que hasta la fecha cuenta México.

Las naciones que participaron fueron Argentina, Inglaterra, México, Italia, Dinamarca y Francia. Se dividieron en dos grupos, en el grupo A se encontró a México, los sudamericanos y los ingleses. El grupo B lo integran el resto de las naciones europeas.

El Grupo A vería actividad en la Ciudad de México, mientras que el B jugaría en el Estadio Jalisco. La inauguración se dio un 15 de agosto en el Coloso de Santa Úrsula. En el estadio se hicieron presentes alrededor de 80 mil almas para apoyar al equipo nacional.

El trofeo fue donado por la Casa Martini Rosi, se le conoció como ‘Copa Rimel’ y se lo llevaría el combinado que venciera tres veces. El primer gol de la copa fue anotado por la mexicana María Eugenia ‘Peque’ Rubio. Fue el debut soñado, las mexicanas se impusieron a unas aguerridas argentinas 3 – 1, en el primer mundial femenil en México.

Las mexicanas no sólo ganaron, convencieron y gustaron. En su segundo encuentro México se impuso a Inglaterra y por goliza. El marcador final fue 4 – 0 a favor de las nacionales. Algo totalmente histórico.

Tan cerca de la gloria

México estaba a un paso de conseguir alzarse con su primer triunfo en un mundial de futbol de máxima categoría, pero no se pudo vencer a un muy consolidado conjunto de Dinamarca. La victoria de las danesas significó retener el título ante un estadio Azteca que lució pletórico.

mundial femenil en méxico

Las mexicanas lucharon hasta el ultimo momento y disputaron cada balón que pudieron, sin embargo, la categoría de las danesas se impuso al ímpetu de las mexicanas. Aunque se quedaron muy cerca de la gloria, no había nada que reclamar.

Lo único que si se puede reclamar de ese mundial femenil en México es que hoy en día este mundial tan exitoso para México haya quedado sepultado en el olvido.

También te puede interesar: El mundial de México 86 fue legendario gracias estos épicos momentos

Visita nuestro perfil en Instagram.