La muerte de Selena Quintanilla: el fanatismo que nos arrebató a la reina del Tex-Mex

Selena

Seamos sinceros, ¿quién no cantó en algún momento de dolor una canción de Selena? La joven cantante de ascendencia mexicana, Selena Quintanilla, marcó la década de los 90 con su ritmo, carisma y estilo. Un auténtico ícono noventero.

La luz de una verdadera estrella: Selena

‘Como la flor’, ‘Bidi bidi bom bom’, ‘Amor prohibido’, ‘No me queda más’ y ‘Si una vez’, son algunos de los grandes éxitos que en poco menos de 24 años de vida logró cosechar Selena.

La corta, pero exitosa carrera de la ‘Reyna del Tex-Mex’, le permitió ganar un premio Gramy, 14 Billboard Latin Music Awards y 10 Premios lo Nuestro. Acumulaba 11 discos, seis de ellos con su grupo Los Dinos y cinco como solista. Su discografía ha vendido más de 60 millones de copias.

Su último concierto

El 26 de febrero de 1995, Selena tocaba el cielo delante de más de 67 mil personas en el Astrodome de Houston, Texas. El concierto es uno de los más recordados por sus fans. Selena se había consagrado.

Corpus Christi, testigo mudo del asesinato de Selena

Justo en la cima de su carrera musical, el 31 de marzo de 1995, Selena acudió a una cita con Yolanda Saldívar, una mujer cercana a la cantante que supo ganarse su confianza. De aquel encuentro no se volvería a ver con vida.

La noticia de lo sucedido conmocionó al mundo del espectáculo y puso fin a la carrera de la cantante que estaba próxima a festejar su cumpleaños número 24, en abril de ese mismo año.

El motivo por el cual Saldívar citó a la cantante no fue aclarado. Lo que sí es un hecho es que Selena fue herida por Yolanda alrededor de las 11:48 de la mañana. Posteriormente, se trasladó a Selena al Hospital Central y se sometió a una intervención quirúrgica, sin embargo, los médicos no pudieron salvarle la vida.

Mientras esto sucedida, Yolanda Saldívar se quedó congelada en su camioneta, en la que había subido para ir en busca de Selena, después de que ella alcanzó a huir herida. Al interior de su camioneta Yolanda amenazaba con suicidarse con la misma arma con la que había cobrado la vida de Selena.

Finalmente, Saldívar decidió entregarse a las autoridades.

El último adiós a la figura de la tecnocumbia.

Desde el momento que se supo del atentado, los medios de comunicación dieron amplia cobertura a lo sucedido. Los funerales se convirtieron en todo un evento mediático. Incluso el poder legislativo en el Estado de Texas le rindió homenaje.

En México, el resto de los Estados Unidos y América Latina siguieron las trasmisiones en vivo en el último adiós a la ‘Reina del Tex-Mex’.

La condena de Saldívar

En sus primeras declaraciones, Yolanda afirmó que el motivo del asesinato era un tema que tenía que ver con las finanzas de las boutiques que ella gestionaba. También llegó a señalar que Selena nuca le tuvo una verdadera estima.

Saldívar fue acusada de homicidio. Durante el proceso se negó a declarar y no respondió a las pruebas presentadas por el fiscal. Finalmente, el 23 de octubre de 1995, los 12 miembros del jurado declararon a Yolanda Saldívar culpable.

Selena

El 26 de octubre de 1995, Yolanda Saldívar fue condenada a cadena perpetua por el homicidio de Selena Quintanilla, la ‘Reina del Tex-Mex’ y creadora de la Tecnocumbia.

También te recomendamos: Recordar es volver a vivir: el Vive Latino a través de los años

Visita nuestro perfil en Instagram.