Parecía una novela policiaca: así es el primer cómic de Batman de toda la historia

batman

Si entre #TeamSuperman y #TeamBatman eres de los que prefieren al ‘Hombre Murciélago’, estarás muy feliz con la celebración de los 80 años desde que Batman hizo su primera aparición en un cómic.

Esperamos ya tengas tu ‘Detective Comics’ número mil.

El origen de Batman

En 1938, Superman hizo su primera aparición en el ‘Action Comics’ #1. El superhéroe de DC logró posicionarse con gran aceptación dentro del gusto del público. Superman le abrió las puertas a nuevos personajes de acción, el más emblemático de ellos fue Batman.

Fuente: Action Comics, No. 1, DC Comics, 1938

El personaje caracterizado por una capa que simula las alas de un murciélago fue creado por Bob Kane, por solicitud de Vin Sullivan. Kane trató de hacer un personaje con un tono más oscuro y que no dependiera de poderes especiales. En su lugar, el personaje tenía que usar instrumentos y aparatos tecnológicos y valerse de sus propias habilidades mentales.

Kane se apoyó en el escritor Bill Finger, quien terminó de pulir sus ideas. Del trabajo creativo de esta mancuerna nació Batman. A Sullivan le gustó la propuesta y decidió incorporarlo a ‘Detective Comics’.

El cómic debut de Batman

En el número 27 de ‘Detective Comics’ fue el elegido para que el público estadounidense conociera por primera vez a ‘The Batman’. Sí, con ese “The” por delante fue el primer nombre con que conocimos al ‘Caballero de la noche’.

Fuente: Detective Comics, No. 27, DC Comics, 1939

Por sólo 10 centavos de dólar podías adquirir un librillo. La portada es una autentica joya. Aparece Batman colgando de un cable a una mano por las azoteas. Con el otro brazo sujeta a un criminal por el cuello. Se dirige hacia donde se encuentran otros dos criminales vestidos como gánster.

El diseño de Batman es muy similar a sus versiones clásicas. Tiene la mitad del rostro cubierto con una máscara negra con las orejas de murciélago, un traje en gris con guantes, botas y calzoncillo en negro. Su característico cinturón en amarillo y una capa que parece dividida en dos para simular mejor las alas.

Fuente: Detective Comics, No. 27, DC Comics, 1939

El número se tituló ‘The Batman: el caso de la agrupación química’. Al comienzo del cómic podemos ver al ‘Hombre Murciélago’ en la clásica imagen en sombras. Su primer recuadro se aprecia al famoso Bruce Wayne conversando con el comisionado Gordon.

En la ciudad, de la que no nos revela el nombre, un asesinato se cometió mientras Bruce y el comisionado charlaban. Ambos se dirigen a investigar el crimen y son alertados de otro posible ataque más. Bruce se despide y llega a la nueva escena del crimen.

Logra recuperar un contrato y con esa información evita un nuevo asesinato al tiempo que termina con los criminales.

Fuente: Detective Comics, No. 27, DC Comics, 1939

El primer cómic, un estilo para siempre

La historia, más que mostrar a un superhéroe luchando contra enemigos sobrenaturales, muestra un lado muy humano, tanto en Bruce como en los villanos. Es prácticamente una micro novela policiaca. Bruce tiene habilidades para investigar, está cercano a la información, fuma de su pipa todo el tiempo y aparece siempre en el momento oportuno.

Fuente: Detective Comics, No. 27, DC Comics, 1939

Los villanos marcan un estilo que acompaña a Batman a lo largo de su existencia. Con motivaciones muy terrenales, centradas en la avaricia y la ambición de poder, con traiciones, cómplices y engaños.

Fuente: Detective Comics, No. 27, DC Comics, 1939

Hay dos detalles que no podemos dejar pasar: cuando Bruce no es Batman, viste un colorido traje amarillo a cuadros, un color que contrasta muchísimo con su alter ego nocturno. Por otra parte, el “batimóvil” es un auto color rojo.

Al final de esta breve historieta se revela la identidad de Batman, Bruce Wayne.

También te recomendamos: El origen de Los Simpson: así era antes la familia más famosa del mundo

Visita nuestro perfil en Instagram.