Bjork y su música, del punk, la electrónica y el poder vocal

Bjork y su música

Islandia, la casi desconocida isla que se ubica en el norte de Europa, ha sido en los años recientes semillero de músicos vanguardistas y apegados a la experimentación, el mejor ejemplo es Bjork que hoy se encuentra de cumpleaños. Los sonidos de la cantante y compositora islandesa han ido del punk, pasando por la electrónica, el poder vocal y el artista multimedia. Es Bjork y su música, en su cumpleaños número 54.

Bjork y su música, los inicios

bjork y su música
Fuente: Björk (of the Sugarcubes) in Japan,, Masao Nakagima

Los relatos de su infancia hablan de una niña interesada en los insectos, Albert Einstein y la música. A los 11 años aprende a tocar la batería, se suma a la ola punk que recorre su remoto país y pronto descubre que lo suyo son los giros vocales.

bjork y su música
Fuente: The Sugarcubes, Stick around for joy, 1992, Elektra Records

El primer salto lo daría en 1986, cuando se convierte en integrante de un grupo de culto en Islandia, The Sugarcubes, en donde pervive entre el punk, el new wave y algunos sonidos electrónicos.

La banda logra éxito en Europa y sus incursiones en Estados Unidos fueron muy afortunadas. En el ambiente de The Sugarcubes, Bjork se da el lujo de grabar un disco de jazz que se convierte en una leyenda urbana.

Bjork y su música, “Debut”

bjork y su música
Fuente: Bjork, Debut, One little indian, Elektra Records, 1993

En 1993, ya viviendo en Londres, Bjork se embarca en la carrera solista y lo hace con el disco “Debut”, en donde pone en claro que su voz y potentes instrumentaciones serían el sello de la primera parte de su carrera.

“Debut” es reconocido como el disco del año, alcanza los primeros lugares de popularidad y puso en claro que las siguientes grabaciones serían memorables.

bjork y su música
Fuente: Bjork, Homogenic, One little indian, 1997

La electrónica entra en pleno en 1997 con el disco “Homogenic”, Bjork” tuvo la fuerza para hacer convivir instrumentos de su natal Islandia con el poder de los beats y el punto de quiebre en su carrera se da en año dos mil con su incursión en el cine.

Bjork y el cine, “Dancer in the dark”

bjork y su música
Fuente: Dancer in the Dark, Zentropa Entertainments, Trust Film Svenska, 2000, IMDB

De la música al cine y de la mano de uno de los santones del movimiento Dogma, el danés Lars Von Trier, para ser la protagonista de un drama-musical que llevó el nombre de “Dancer in the dark”.

bjork y su música
Fuente: Dancer in the Dark, Zentropa Entertainments, Trust Film Svenska, 2000, IMDB

Selma, el nombre del personaje de Bjork, es un inmigrante checa que sobrevive en Estados Unidos mientras hace frente a una enfermedad degenerativa. Selma pierde la vista, sufre alucinaciones y acumula gestos de solidaridad entre tanta desgracia.

bjork y su música
Fuente: Björk and the legendary “Swan Dress” , Cristiano del Riccio, 2001

La cinta es reconocida en el Festival de Cannes, Bjork hace historia con su vestido de cisne en la entrega del Oscar y su carrera musical se mueve hacia el poder vocal y la electrónica minimalista de la mano de los también islandeses de Matmos.

Bjork y su música, “Vespertine”

bjork y su musica
Fuente: Bjork, Vespertine, One little indian, 2001

Mientras filma “Dancer in the dark”, Bjork se dio tiempo para su siguiente placa que aparece en el 2001 bajo el nombre de “Vespertine”.

bjork y su musica
Fuente: Bjork Festival Hurricane, Zach Klein, 2003

La potencia de “Debut” se diluye entre giros vocales, sonidos etéreos y recuerdos de la Islandia más desconocida.

“Medulla”, su siguiente disco es aún más introspectivo. La voz toma el papel protagónico y los ruiditos se pierden en la textura, lo que da lugar a que los críticos dijeran que la experimentación ya no tenía salida.

Fuente: Björk performing at Cirque en Chantier 1, Rlef 89, 2013

Sus siguientes discos: “Volta”, “Biophilia”, “Vulnicura” y “Utopía”, fueron la base para lo que sería la generación del artista multimedia, la explotación de los sentidos en conciertos que se transforman en goce multisensorial. La tecnología al servicio de Bjork.

En pocas palabra, el artista se reinventa en el mundo digitalizado y nosotros la seguimos amando. ¿Te gusta? Comparte tus comentarios.

Te gustaría leer: Prince fue un genio adelantado a su época y te explicamos por qué

Síguenos en nuestras redes sociales: FacebookInstagram y Twitter.