El día en que Bob Dylan inició a The Beatles en el mundo cannábico que revolucionó su música

The Beatles fue por mucho tiempo una especie de boy band considerada como “los fresas” del rock, especialmente si tomabas en cuenta que eran contemporáneos de las ‘Satánicas Majestades’, The Rolling Stones, pero el encuentro entre Bob Dylan y The Beatles marcó una nueva etapa para el cuarteto de Liverpool que fue más profunda y verde.

Bob Dylan y The Beatles
Fuente: The Beatles, 1965, Wikimedia Commons

El encuentro entre Bob Dylan y The Beatles era algo previsible, todos estaban en la cima de la fama y aunque ese día no es considerado como la unión de dos talentos épicos, como cuando John Lennon unió su talento al de David Bowie, sí marcó un antes y un después en las formas musicales de todos los involucrados, como explica The Guardian.

View this post on Instagram

#DylanRollingThunder

A post shared by Bob Dylan (@bobdylan) on

El Cuarteto de Liverpool recibió a Bob Dylan en su habitación del Hotel Delmonico, en Nueva York. Al llegar Dylan comenzó la fiesta, quería vino barato y prender un porro, pero Brian Epstein (manager del cuarteto) advirtió que los Beatles jamás habían fumado “la hierba mágica”.

View this post on Instagram

December 1965 Photo by Don Hunstein

A post shared by Bob Dylan (@bobdylan) on

Tiempo después John contó que Bob Dylan que quedó sorprendido, pues creía que la parte de I Want to Hold Your Hand que dice “I Can’t Hide” (No puedo) decía ‘I Get High’ (Me elevo), pero la falta de experiencia no los detuvo y ese día Bob Dylan y The Beatles rolaron su primera bacha juntos, como relata Sopitas.

Tal vez quieras leer: La trágica historia detrás de la última foto de John Lennon y Yoko Ono

En algún momento Paul interrumpió la juerga para decirle al roadie Mal Evans que le llevara un papel y una pluma, escribió algo y le pidió que lo guardara, al día siguiente Evans le mostró el papel que decía “hay siete niveles”.

Después de el encuentro entre Bob Dylan y The Beatles, los jóvenes fresas empezaron a hacer letras más introspectivas y “profundas” desde su álbum Rubber Soul hasta Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, el disco sobrepasó los límites de la banda haciendo una entrega mágica.

Bob Dylan también cambió, comenzó a dar más peso al ritmo y a alejarse de las líricas profundas que habían enamorado a los existencialistas para abrirse paso a un público más versátil con rolas “electrificadas” que le ganaron muchas críticas, pero de entre las que encontramos joyas como Bringing It All Back Home.

Bob Dylan y The Beatles se reunieron y lograron romper con los límites del sonido que los caracterizaba a través de un viaje cannábico que cambió el rumbo de sus carreras. Una historia que en cualquier época de prohibición es un escándalo sin importar que haya ocurrido en 1964.

También te recomendamos: El quinto Beatle: el único que no se hizo millonario

Síguenos en nuestras redes sociales: FacebookInstagram y Twitter.