Café Tacuba reventando el Zócalo, 1999

0
2
Café Tacuba

El Zócalo capitalino fue el escenario ideal para la celebración de los 10 primeros años del Café Tacuba.

Fueron miles los jóvenes que aquella tarde de diciembre saltaron y bailaron al ritmo de los mejores temas de Café Tacuba. La alegría y fiesta hicieron vibrar el corazón de la capital nacional, reportando un “saldo blanco” que no fue más allá de los típicos empujones en el baile y uno que otro desmayado que no aguantó el ritmo.

Los gritos de las fans corearon el nombre de Rubén, el vocalista quien no podía ocultar la emoción en su rostro. Desde las 3 de la tarde los admiradores se deleitaron con el show que habían preparado los integrantes de la agrupación para su querido público y para el festejo de la juventud y de sus primeros 10 años de éxito.

Los orígenes de la banda se remontan a 1989, en Ciudad Satélite, Estado de México, donde nació un proyecto musical llamado “Alicia ya no vive aquí”.

El nombre de Café Tacuba hace referencia a un restaurante ubicado en la zona centro de Ciudad de México. En el nombre la “u” fue cambiada por una “v” para solventar problemas legales con el nombre.

El talento con el que nacieron y que fueron puliendo sus cuatro integrantes: Rubén, Quique, Joselo y Meme, los llevó en su primer año de formación a presentarse en el bar El Hijo del Cuervo en Coyoacán, donde el éxito de la banda ya se podía sentir.

El disco debut salió a mediados de 1992 y llevó el mismo nombre que la agrupación. En ese álbum encontramos temas icónicos como Las batallas, una canción que se escribió en referencia al libro Las batallas en el desierto del escritor mexicano José Emilio Pacheco. Otros de los éxitos del álbum debut fueron Las persianas, Rarotonga, María y La chica banda.

Dos años después, en 1994, lanzan su segundo material discográfico con el nombre de Re y con el que logran posicionarse como una de las mejores bandas dentro de la escena del rock en México.

Hasta estos días sigue siendo considerado su mejor disco y el que mejor logra capturar la esencia de lo que ha sido Café Tacuba.

Re le dio identidad a la banda. Mezcló de manera magistral una serie de ritmos que son distantes entre sí, pero que en el lenguaje de la música creada por Cafeta se fusionan unos con otros a la perfección. En sus canciones conviven el ska, el punk y el rock con la música norteña, el huapango y otros ritmos regionales.

Entre las canciones que más gustaron se encuentran Las flores, El baile y el salón, El puñal y el corazón, El fin de la infancia y el mayor de sus éxitos, no la canción, sino LA CANCIÓN de “los tacubos” por excelencia, La ingrata.

Seamos honestos, que levante la mano el que no haya cantado a todo pulmón “ingrata”, sí, esa canción que le dedicas a tu ex que se te fue y ahora regresa diciéndote que te adora, que te quiere, que te ama, que te extraña y tú ya no le crees nada, mejor que nadie te mire sufrir.

En 1996 lanzaron su tercer disco titulado Avalancha de éxitos, se trató de un disco de versiones hechas al más puro estilo de los de Satélite.

De ese disco destacaron los temas de Chilanga Banda, un verdadero trabalenguas de Jaime López, Alármala de tos de Botellita de Jerez, Ojalá que llueva café en el Campo de Juan Luis Guerra y Como te extraño mi amor, originalmente en la voz de Leo Dan.

A mediados de 1999 sacaron a la luz el disco Revés/Yo soy, el cuarto en su haber. Se compuso de dos discos, Revés, un material instrumental y Yo Soy. El disco no fue tan exitoso como el que lo a antecedió. Una de las canciones que más se recuerdan es la de La locomotora.

El dato curioso viene en 1995 cuando se graba el MTV Unplugged de Café Tacuba, sin embargo, esta producción no vería la luz sino hasta 2005, la presentación fue una autentica una joya, aunque su calidad de vídeo y sonido no es perfecta.

Con ese repertorio respaldándolos, el domingo 19 de diciembre de 1999, cuando se realizaron las “Fiestas Milenio”, un festejo por el fin de año y la llegada del nuevo milenio, Cafeta se presentó en el Zócalo de la Ciudad de México, y de paso celebraron sus primeros  10 años.

El baile, los brincos, las risas, el slam y la festividad, fueron los mejores componentes de ese concierto. Se llegó a hablar de desmayos y golpes, pero lo que prevaleció fue un buen ambiente, relajado y alegre, como lo es la propia banda.

Actualmente Café Tacvuba se ha posicionado como una de las mejores bandas de rock alternativo de hispanoamérica. Ha atravesado diversos procesos de renovación musical, aunque no tantos como las veces que su excéntrico vocalista ha cambiado de nombre y de estilo.

Para algunos Café Tacuba ya no suena como Café Tacuba, es como si se tratara de una nueva banda después de su disco Cuatro Caminos del 2003. Pesé a las críticas, en 2005 volvió a abarrotar el Zócalo.

Tal vez te interese conocer más acerca Las mejores películas de Steven Spielberg.

Vista nuestro perfil en Instagram.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here