Arte que puedes tocar: la mexicana que revive una técnica milenaria de pintura

encáustica
Fuente: Rocío Tenorio, 2019, DeMemoria

La pequeña niña que creció pintando pájaros hoy trabaja en revivir una técnica pictórica milenaria. Gracias al esfuerzo de la pintora mexicana Adriana Urquiza podemos conocer la técnica milenaria de la encáustica de primera mano.

encáustica
Fuente: Rocío Tenorio, 2019, DeMemoria.

La técnica  Adriana Urquiza está reviviendofue fundamental en tiempos clásicos, entonces era mucho más rudimentaria pero los materiales originales son pigmentos mezclados con cera de abeja que se derriten sobre una madera resistente que funciona como base, igual que hace miles de años.

Encáustica
Fuente: Rocío Tenorio, 2019, DeMemoria

Los registros más antiguos de la encáustica nos llevan hasta el periodo clásico, incluso su nombre parte del antiguo griego enkaustikos, que significa ‘marcado a fuego’. El proceso de derretimiento y endurecimiento de la cera ofrece un acabado sumamente resistente, pero a pesar de sus propiedades entró en desuso entre los siglos XVII y XIX.

Te puede interesar: 25 años del Museo Dolores Olmedo: un reencuentro entre Diego, Frida y la gran promotora de arte

El encuentro de la pintora Adriana Urquiza con la encáustica

La pintora Adriana Urquiza adoptó esta técnica después de haber explorado muchas otras. Durante su formación ingresó en la Antigua Academia de San Carlos, un emblema del arte mexicano, y extendió las fronteras de sus conocimientos al estudiar en la Academia de Lorenzo de Medici en Florencia para finalmente trabajar con el maestro Luis Nishizawa.

encáustica
Fuente: Rocío Tenorio, 2019, DeMemoria.

Hace aproximadamente ocho años, los pasos de la pintora Adriana Urquiza la llevaron a San Miguel de Allende, en donde conoció la encáustica y se enamoró de ella. No es muy común encontrar artistas que la trabajen, a pesar de que su resistencia ofrece una característica única en el mundo de la pintura: todos los cuadros hechos bajo esta técnica pueden tocarse.

Encáustica
Fuente: Rocío Tenorio, 2019, DeMemoria

El trabajo exige velocidad, la cera comienza a endurecerse apenas se coloca sobre la madera y la pintora debe tomar decisiones espontáneas, la mezcla de pigmentos ofrece un efecto de fluidez en los trazos y finalmente, después de la ultima capa de cera protectora y del pulido, la encáustica le regala a sus admiradores una experiencia táctil muy parecida a la de la piel humana.

Encáustica
Fuente: Rocío Tenorio, 2019, DeMemoria

Cada vez que Adriana Urquiza expone una nueva colección (intenta hacerlo cada dos años) le pide a los visitantes que toquen las obras. Al inicio no saben cómo reaccionar, pero una vez que lo hacen entienden la parte dual de la técnica que no sólo regala belleza visual, también ofrece una experiencia táctil al recorrer las texturas que se forman con la cera.

Encáustica
Fuente: Rocío Tenorio, 2019, DeMemoria

Adriana se inspira en lo mexicano, especialmente en el paisaje nacional que siempre ofrece escenas naturales coloridas y llenas de vida, su pintura suele ser un homenaje a la naturaleza y ahora esta vinculada a los gallos, como un elemento de orgullo mexicano.

Fuente: Rocío Tenorio, 2019, DeMemoria

Además de sacar del olvido a la encáustica, la pintora Adriana Urquiza honra su pasado al seguir con una tradición artística que inició con su abuela y siguió con su madre y sus tías, todas pintoras que la apoyaron en su decisión de dedicar su vida al arte y vieron con buenos ojos que “llenara la casa de cuadros”.

encáustica
Fuente: Rocío Tenorio, 2019, DeMemoria

Finalmente, la pintora (quien exhibirá pronto su colección sobre los gallos mexicanos) recomienda a la gente que intente esta técnica milenaria, que aunque exige velocidad y cuidado, regala efectos mágicos a los artistas y a los espectadores.

Tal vez quieras leer: Las pinturas que Remedios Varo hizo para Bayer harán que cuides mejor de tu salud

Síguenos en nuestras redes sociales: FacebookInstagram y Twitter.