Gabriela Mistral: la poeta que reinó en México después de que Chile no la supo apreciar

0
1
Gabriela Mistral

Contra toda la lógica y rompiendo con lo que la realidad había señalado hasta entonces, la escritora Gabriela Mistral se convirtió en la primera persona de América Latina en recibir un Premio Novel. A pesar de que su enorme talento llevó la literatura latinoamericana al pedestal más alto en el género y de que fue antecesora el boom latinoamericano pasó por más de un momento de discriminación por género y hoy en día sigue siendo bastante desconocida.

Gabriela Mistral
Fuente: Gabriela Mistral, Wikimedia Commons

De Lucila a Gabriela Mistral

Cuando era muy pequeña, Gabriela Mistral sufrió de discriminación en la primaria debido a múltiples factores, lamentablemente algunos de ellos siguen vigentes. Ella era mujer, pobre, su padre había abandonado a su familia y su rostro presentaba rasgos indígenas.

En algún momento sufrió ataques físicos por parte de sus compañeras y los profesores le recomendaron a su madre que no gastara sus esfuerzos en vano, pues al parecer la pequeña no parecía tener ninguna habilidad intelectual.

Gabriela Mistral
Fuente: Gabriela Mistral, Cementerio.org

Este rechazo pudo haber sido el final de su mente brillante, pero su luz no se extinguió gracias al apoyo de su hermana Emelina, quien decidió instalar una escuela en su propia casa y educar a su hermana.

No sólo fue rechazada por su pobreza, su familia no era la clásica católica y al estar conformada únicamente por mujeres, ellas tenían roles de sustento y autoridad que otras familias dejaban solo a los hombres. Ver las diferencias entre su núcleo familiar y el mundo del exterior fue un shock intelectual que inspiró más de uno de sus versos.

Para poder seguir adelante en un mundo que sólo tenía rechazo para ella, Gabriela Mistral dejó atrás a Lucila de María del Perpetuo Socorro Godoy Alcayaga, el nombre con el que fue bautizada, este documento es el único registro del nombre original de la escritora que construyó un seudónimo poderoso con el que se resguardo de la crítica y el odio.

Una protofeminista perdida en Chile

Sus letras fueron a los movimientos feministas de América. Durante los primeros años del siglo XIX y aun siendo adolescente, Gabriela Mistral mostró un pensamiento crítico y comenzó a escribir sobre la dignificación de las mujeres, principalmente a partir del derecho a la educación.

Su literatura no solo trata sobre la dignificación de las mujeres, también explora otros terrenos que hoy son claves en la lucha feminista. Gabriela Mistral llenó de erotismo a la feminidad, en un momento histórico en el que estaba condenado por resultar hereje. Ella dejó que los deseos femeninos se materializaran en “Los Sonetos de la Muerte”, una de sus publicaciones más famosas.

Gabriela Mistral en México

Durante el proceso de alfabetización que encabezó José Vasconcelos en México solicitó la inclusión de intelectuales latinoamericanos y después de leer el trabajo de Gabriela Mistral decidió invitarla a ser parte de su equipo.

México no sólo le dio un lugar de honor dentro de su profesión y el reconocimiento que merecía como artista, también le enseñó que su semblante podía tener una sonrisa, recorrió el país junto a otros alfabetizadores incluyendo al propio Vasconcelos quien alardeaba de haberse robado al tesoro más grande de Chile.

Gabriela Mistral
Fuente: Gabriela Mistral sonriendo ca 1938, Wikimedia commons

El premio Nobel a la reina

Su maravilloso trabajo en el mundo de la literatura la sacó de las esferas discriminadas de Chile y la llevó a recibir el premio Nobel, durante la ceremonia fue declarada ‘La reina de la poesía’, fue la primera persona en América Latina en recibir este galardón y sigue siendo la única mujer chilena en poseerlo.

Te recomendamos: Rosario Castellanos: la mujer contestataria adelantada a su época

¿Estamos listos para aceptar su lesbianismo?

En 2010 el documental “mujeres locas” sacó a la luz una realidad que era un secreto a voces, Gabriela Mistral había estado enamorada de, al menos, una mujer. Para sostener que la estadounidense Doris Dana no era su secretaria ni su amiga (sino su pareja), partieron del análisis de 40 mil documentos personales de ‘la reina de la poesía’.

Gabriela Mistral
Fuente: Gabriela Mistral, 1945, IQ Latino

La recopilación de las cartas, primero profesionales y luego románticas que intercambiaron desde su primer acercamiento fue publicada por la casa editorial Penguin Random House en un libro titulado “Niña errante” que incluye las cartas que Dana (de 28 años) envió a la consagrada literata de 60 años.

Ambas ocultaron su lesbianismo durante toda su vida, pero no hubo ninguna indicación de restringir el acceso a este correo después de su muerte, por otro lado, incluso después de su muerte, algunas instituciones como la Fundación Premio Novel Gabriela Mistral, decidieron negar la sexualidad de la escritora.

Gabriela Mistral
Fuente: Gabriela Mistral, Otras voces en educación

Incluso hoy en día, cuando la reina de la poesía es uno de los emblemas, su lesbianismo suele ser un tema tabú, como si su amor por Doris Dana (y por otras mujeres) le quitara mérito a su talento. Es cierto que su escritura es tierna, pero también es apasionada, sensual, erótica y liberadora.

Tal vez quieras leer: Lo que las mujeres quieren, según el discurso feminista de Isabel Allende

Síguenos en nuestras redes sociales: FacebookInstagram y Twitter.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here