No fue Yalitza: ella es la primera actriz indígena que la rompió en Hollywood

Conoce la historia de Elpidia Carrillo, una mujer purépecha que migró a la capital de Puebla y después para romperla en la industria del cine hollywoodense.

Elpidia Carrillo. Michoacán

Mucho ha pasado desde la primera vez que la entonces niña Elpidia sorprendió con su interpretación de la Malinche en la película dirigida por Rafael Corkidi, ‘Pafnuncio Santo’. Su actuación fue memorable, pero su desnudo a los 13 años le costó un seudónimo en los créditos del filme y una descalificación para ser nominada al Oscar por mejor actuación femenina.

Elpidia Carrillo, Santo

Antes de ser actriz era modelo, Elpidia Carrillo fue descubierta por un fotógrafo de su localidad a los 12 años. Tras su primer filme siguió trabajando en cine y decidió formarse en la Academia de Bellas Artes de la Ciudad de México.

La mayor parte de su carrera actoral la desarrolló en Estados Unidos, la primera de sus actuaciones en este país fue en la película “The Border”, en la que compartió cartel con Jack Nicholson y fue dirigida por el ganador del Oscar Tony Richardson.

Elpidia Carrillo. The Border

Posteriormente compartió cartel con actores del tamaño de Richard Gere, y Bob Hoskins en ‘The Honorary Consul’. El boom de su carrera se dio con su participación en ‘Predator’, un icónico filme en el que actuó al lado de Arnold Schwarzenegger.

Elpidia Carrillo. Predator

Después de este papel regresó a México para hacer cine independiente, en esta faceta ganó un Ariel por su actuación en “City of the Blind” y uno más por “Un embrujo” filme producido por Guillermo del Toro.

Elpidia Carrillo Un embrujo

Elpidia Carrillo no tenía formación actoral y aunque sufrió rechazos, declaró para la Universidad de Guadalajara (UDG) que “ser artista no se aprende en la escuela —aunque ayuda— sino que se aprende conociéndote y respetándote a ti mismo”.

Elpidia ama México, pero reconoce sus carencias, especialmente en temas de seguridad, su padre y su hermano sufrieron muertes violentas, declaró para la UDG que sentía miedo “sentía que si yo no salía de mi pueblo, me violarían y me matarían”.

Elpidia Carrillo, UDG

La actriz inauguró en 2015 el festival Cine Sin Cines, según los registros de La Voz de Michoacán, con el que permite a jóvenes mexicanos difundir su cultura, no sorprende que el eslogan del festival sea “todos tenemos una historia que contar y todos merecemos ser escuchados”.

Elpidia Carrillo. IMDB

La historia de Elpidia Carrillo nos recuerda a Yalitza, quizá la primera no tuvo oportunidad de ganar fama o el mundo aún no estaba preparado para su éxito, pero ambas comparten la falta de institucionalización de un impresionante ejercicio artístico.

Tal vez te interesa: Los premios Oscar y las causas sociales: Yalitza Aparicio no es la punica en la mira. 

Visita nuestro perfil en Instagram