La vez que Azcárraga Milmo afirmó que Televisa hacía “televisión para jodidos”

Emilio Azcárraga

Sus amigos lo llamaban “El Tigre”, él alguna vez se definió como un soldado del gobierno y para la historia, fue uno de los principales beneficiarios de los gobiernos emanados del PRI. En torno a Emilio Azcárraga Milmo se han tejido muchas leyendas y sus declaraciones lo pintaron de cuerpo completo, como aquella de “hacemos televisión para jodidos”, y aquí la historia de esas declaraciones.

Emilio Azcárraga, el magnate casi intocable

Emilio Azcárraga

En 1993, Televisa y Emilio Azcárraga eran factores de poder, la creencia de que lo dicho en el noticiero estelar de la televisora, 24 horas, era verdad, seguía muy arraigado entre los televidentes y además, Azcárraga en ese año seguía presumiendo la expansión de la empresa y los triunfos de las telenovelas de Televisa.

Emilio Azcárraga

De acuerdo al relato de la nota aparecida en el diario El Nacional, el 11 de febrero de 1993, Azcárraga encabezó en un salón de las instalaciones de San Ángel un festejo para reconocer a la telenovela “Los Ricos no lloran”, que había sido un trancazo en varios países de Europa.

Luego de premiar a Verónica Castro y a Rogelio Guerra, protagonistas del teledramón, un Azcarraga dicharachero y por momentos chispeante, se puso hablar del papel de la televisora como generadora de entretenimiento, como su valor fundamental.

Emilio Azcárraga

“Televisa no está vinculada al poder y a la política”, dejó en claro el magnate de los medios y luego vino aquello de los jodidos.

“México es un país de una clase modesta muy jodida..que no va a salir de jodida”, dijo el dueño de Televisa y remató: “Para la televisión es una obligación llevar diversión a esa gente y sacarla de su triste realidad”.

Emilio Azcárraga, la televisión toda poderosa

Emilio Azcárraga

Durante su mensaje, ante un centenar de personas, como lo consignó el reportero de El Nacional, Azcárraga retó a los reportero a comprobarle que cuando habían visto una televisión en el basurero, como una especie de metáfora sobre el poder de la llamada “caja idiota”.

Emilio Azcárraga

El empresario se dio tiempo para definir los planes de Televisa para construir nuevas instalaciones en Santa Fe, incursionar en la televisión por cable, ampliar su presencia en la prensa mexicana y para afirmar que a las empresas gringas no les tenía miedo.

En ese 1993, Azcárraga no tuvo reparo para presumir el buen momento por el cual transitaba la punta de lanza de su imperio, y sus dichos sobre “los jodidos” que se entretenían con los productos de Televisa se sumaron a la leyenda de “El Tigre”, como le decían sus amigos.

Te gustaría leer: Jacobo Zabludovsky: de vocero oficial a voz independiente

Síguenos en nuestras redes sociales: FacebookInstagram y Twitter.