La vez que Salvador Dalí humilló a Jacobo Zabludovsky en público

jacobo zabludovsky

Una entrevista que comienza hablando de ADN, se sigue con Dios y lo místico. Se pasa de la fotografía al LSD y el amor. Luego el entrevistado se pone a trabajar casi menospreciando al entrevistador. Y termina de manera inesperada bajo un ambiente de tensión sólo la podían lograr Jacobo Zabludovsky y Salvador Dalí.

Salvador Dali Mustache GIF - Find & Share on GIPHY

Jacobo Zabludovsky empieza con el pie izquierdo

La entrevista empieza con Jacobo solicitándole a Dalí que haga una prueba de audio. A esto Dalí responde con una serie de oraciones en catalán que Zabludovsky confunde con francés. Desde ese momento te das cuenta del rumbo qué va a tomar la entrevista.

Salvador Dali GIF - Find & Share on GIPHY

Lo que afirma Dalí en esas palabras es “la estructura molecular del ácido Desoxirribonucleico”, a lo que Jacobo pregunta “¿para qué sirve eso?” A lo que Dalí le responde: “para la inmortalidad”. No sabemos si hablaba en serio o sólo se burlaba del periodista.

Momentos más tarde Jacobo le pregunta por la fuente del genio de Dalí. A lo que Dalí respondió que su genio proviene del ADN, o sea de sí mismo, pero Jacobo, quedando, perdónenos su memoria, como alguien que no estaba entendiendo nada de lo que decía el pintor, preguntó si eso (el ADN) era algo que tomaba el catalán.

Más tarde tuvo el atrevimiento de preguntar si Dalí estaba loco, a lo que respondió con una genialidad propia de su ser:

“La diferencia entre un loco y yo es que no estoy loco” Dalí

Pero Jacobo no entendió, o quizá quiso aterrizar más las palabras de Dalí para que la audiencia lo entendiera, no lo sabemos, pero la verdad nos reservamos nuestras dudas.

Las cosas se van poniendo mal

Dalí tuvo varios exabruptos durante la entrevista, pero también algunas frases que hasta él mismo pidió fueran aplaudidas:

“O sea que la diferencia entre la pintura y la fotografía es, precisamente que, la fotografía está realizada por un ojo mecánico completamente mediocre, fabricado en el Japón o en Cleveland o en cualquier sitio. Y en cambio, una pintura está realizada a través de un ojo cuasi divino creado por dios” Dalí

Luego Zabludovsky preguntó acerca del dinero que Dalí ganaba. Dalí respondió que era un místico y que los místicos eran los que, en la Edad Media, les gustaba el oro y buscaban transmutar la materia en oro.

Mientras Dalí respondía Jacobo Zabludovsky tocó un par objetos religiosos que Dalí tenía en su casa, donde estaba siendo entrevistado. Alguien tenía que explicarle a Jacobo que las cosas de un místico no se tocan. En sí las cosas de nadie y menos en su propia casa.

“Otra pregunta que sea más inteligente y acabaos”

Luego Jacobo pregunto si Dalí quería más a dios al dinero, quizá por eso el creador de ‘La persistencia del tiempo’, habló con brillantes de su falta de gracia divina para más tarde dejar de prestarle atención al periodista y ponerse a firmar litografías, como si ignorará la falta de talento al entrevistar del mexicano.

Y no le levantamos falsos al mítico comunicador mexicano, pero fue el propio Dalí el que, casi como un regaño, sugirió que hiciera preguntas más inteligentes. Momentos antes Dalí se levantó y dio la mano a Jacaboco Zabludovsky en un gesto de despedida.

Cómo “El divino Dalí” no iba a querer terminar la entrevista si Jacobo le preguntaba como como si de verdad era un genio, o si para su genio necesitaba LSD, o que si para ser pintor había que ser dibujante.

Casi desesperado ante Jacobo Dalí pone fin a al entrevista

Finalmente, Dalí pusó fin a la entrevista diciéndole que se preparara para su última respuesta. Jacobo preguntó dónde se manifestaba mejor el genio de Dalí, a lo que Dalí respondió alzando la voz y levantándose de un salto de su lugar: “En la cosmogonía”.

Jacobo Zabludovsky riendo entre nerviosismo y humor por la escena: “¿Qué es la “cosmogonía”?” a lo que Dalí determinante le dijo: “Apréndalo”. Las risas nerviosas de Jacobo se notaron más cuando dijo: “no entendí maestro, dígame, por favor”.

Tranquilo Jacobo, todos notamos que no entendiste nada de lo que sugirió Dalí, no te culpamos, su genio es difícil de entender, por eso te tuviste que comer una fuerte crítica a lo que los medios de comunicación hacen con sus audiencias.

También te recomendamos: Los libros con los que la Iglesia espantó a tu abuelita y hoy consigues en cualquier lado

Visita nuestro perfil de Instagram.