No fue Yoko Ono: esta fue la declaración que casi le cuesta la carrera a The Beatles

¿Qué podría hacer que una de las mejores bandas de rock and roll de todos los tiempos se retirara de los escenarios?, ¿qué podría llevar a una banda que está en la cima del éxito a un paso de la desintegración? Y no, no es como popularmente se piensa, no fue Yoko Ono, sino el mismísimo de John Lennon quien casi sepultó a The Beatles.

Fue en marzo de 1966 cuando la periodista Maureen Cleave realizó un trabajo titulado ‘¿Cómo vive un Beatle?’ mismo que fue publicado en el diario británico The London Evening Standart. Cleave recopiló el testimonio de cada uno de los integrantes a través de entrevistas que realizó por separado a los jóvenes ingleses.

En la entrevista a Lennon hubo una particular declaración:

“El Cristianismo se irá. Desaparecerá. No necesito discutir eso, tengo razón y voy a tener razón. Nosotros ahora somos más populares que Jesús, no sé qué se irá primero, si el rock and roll o el Cristianismo”, John Lennon.

Las palabras que había pronunciado Lennón a Cleave no llevaban la intensión de atacar las creencias de ninguna persona, mucho menos arremeter contra alguna agrupación religiosa. Se trató de afirmación que el líder de la agrupación dijo un tanto al aire sin detenerse a reflexionar la forma en cómo el público la recibiría.

Cuando fue publicada la entrevista en Reino Unido, las declaraciones de John pasaron prácticamente desapercibidas, nadie armó un gran escándalo, la polémica se desató cuando la revista para adolescentes Datebook, de Estados Unidos, publicó las declaraciones del Beatle.

Para la sociedad Norteamérica, el testimonio de John Lennon fue recibido de la peor manera. El escándalo fue total, a tal grado que alcanzó una ola de boicot en contra de la banda inglesa por parte de más de 20 estaciones de radio, quienes siguieron el ejemplo de Tommy Charles, de radio WAQY, quien molesto dijo al aire que no pondría a The Beatles nunca más.

Por si esta condena en las distintas estaciones de radio no fuera suficiente, en el sur de Estados Unidos la satanización, nunca mejor dicho, del cuarteto de Liverpool fue llevada al extremo del fanatismo.

Ciudadanos conservadores al sur de los Estados Unidos llamaron a manifestarse públicamente en contra de The Beatles, en aquellas protestas quemaron materiales discográficos de la banda y cualquier otro articulo alusivo al cuarteto. El juicio que caía sobre John Lennon pronto se extendió a toda la nación.

The Beatles estaba en la  mira de la fracción más conservadora de la sociedad del vecino país del norte: religiosos, ciudadanos conservadores, jóvenes cristianos y hasta miembros del Ku Klux Klan (KKK) se vieron involucrados en la “lapidación” de los jóvenes músicos.

Para mala suerte de los músicos de Liverpool, en agosto de 1966 tenían programada una gira por prácticamente todo Estados Unidos. Es fácil de imaginar cuál fue el recibimiento que acompañó esa gira cuando The Beatles, principalmente John Lennon, se habían convertido en el símbolo de los peores valores de una sociedad cristiana.

“Si hubiera dicho que la TV era más popular no habría pasado nada”, John Lennon.

John Lennon fue prácticamente obligado a disculparse por las declaraciones que la prensa y que el fanatismo descontextualizó, lo que les permitió continuar con la gira, aunque nadie la disfrutó. Incluso George Harrison se planteó abandonar al cuarteto, sin embargo, al finalizar la gira The Beatles decidió dejar los escenarios para siempre, dedicándose a sólo grabar en estudio.

“Use la palabra “Beatles” como algo remoto y abstracto. Dije que la influencia que teníamos sobre los jóvenes era mayor, incluso, que la de Jesucristo, pero no me expresé debidamente”, John Lennon.

La intención de Lennon, según explicó él mismo, fue hacer hincapié que los jóvenes ingleses estaban más ocupados con su música que con temas de religión. No pretendía ofender a nadie, ni compararse con Jesucristo. ¿Le creemos?

Lo único cierto es que tras el escándalo, The Beatles grabaron ‘Sgt. Pepper’s Hearts Club Band’, el que es considerado uno de los álbumes más importantes de la banda, donde se nota un giro en su estilo, un mayor nivel artístico y un mayor trabajo de producción.

Desde la desastrosa gira de 1966, The Beatles no volvió a presentarse en un concierto hasta el famoso ‘Apple Corps’, la presentación que dieron en la azotea del estudio de grabación de la banda.

Fue la última vez que vimos a The Beatles juntos.

Te recomendamos: Sólo para verdaderos fans: así fue la primera vez que los Red Hot vinieron a México

Visita nuestro perfil en Instagram.