Las transformaciones de las princesas Disney: un retrato fiel de la sociedad

Las princesas Disney

La figura femenina está representada en el cine de diferentes formas, pero hay una serie de mujeres del cine a las que todas las niñas que nacieron después de 1937 están expuestas. Hablamos de Las princesas Disney, un grupo de mujeres de ficción que se convirtieron en el ideal de muchas generaciones y que hoy luchan por seguir adaptándose a cada época.

Fuente: Blancanieves, Disney, IMDb

Difícilmente las compañías multinacionales se arriesgan a ser subversivas y Disney no es la excepción, pero sí ha mostrado algunos cambios interesantes en sus personajes femeninos que cada vez cobran mayor valor e intervención en la trama.

Las princesas Disney
Fuente: Frozen, Disney, IMDb

Las transformaciones de las princesas Disney, de Blancanieves a Elsa

Blancanieves, Cenicienta y La bella durmiente

Las primeras princesas Disney tienen algo en común más allá del canto: anhelan casarse con el príncipe azul, son maltratadas por otra mujer y pasan todo el tiempo haciendo limpieza ¿lo habías notado? todas son hijas de algún monarca, pero esto no las exime de hacer la faena… ¡y disfrutarla!

A pesar de que las cintas llevan su nombre ninguna parece ser la protagonista, incluso Aurora (La bella durmiente) permanece inconsciente por una parte significativa de su propia película. Ninguna se enfrenta directamente a las adversidades, estos personajes no representan ningún desarrollo o crecimiento, ellas no son heroínas.

Las tres películas salieron entre finales de los años 40 y los 60, en ellas plasmaron el ideal femenino de la época en el que las mujeres debían ser hermosas mientras llevaban la administración del hogar y cuidaban a los niños y a sus maridos (porque ellos no se podían cuidar solos.

Te recomendamos: Así fue como México se convirtió en el mejor haciendo doblaje en español para Disney

Bella, Jasmín y Pocahontas

En la década de los 80 y 90 Disney nos mostró a las primeras princesas racial izadas con Jasmín y Pocahontas, ellas no solo eran herederas de un trono, también podían hacer frente a la autoridad, y defender su cultura. Por otro lado, en Europa, Bella nos demostró que las mujeres podían ser intelectuales y fanáticas de la lectura (un derecho que se negó a las mujeres durante siglos).

Las princesas Disney
Fuente: Aladdin, Disney, IMDb

Pero el modelo femenino de Disney permanecía ajustado a las reglas de la época y no todo era maravilloso. Al final Bella se casa con un hombre violento que la mantuvo secuestrada, y las otras princesas parecen necesitar consolidar un matrimonio para cerrar el circulo perfecto.

Las princesas Disney
Fuente: Pocahontas, Disney, IMDb

Mérida, Mohana y Elsa

Respondiendo a los nuevos discursos feministas, Disney supo acoplarse a la nueva época, mientras Mérida se enfrenta a las costumbres machistas familiares, Mohana tiene el deseo de explorar el mundo y Elsa nos demuestra que el amor no tiene como única opción el matrimonio.

Las princesas Disney
Fuente: Valiente, Disney, IMDb

Si hay un lugar en el que podemos detectar los enromes cambios del rol femenino es a través de las princesas Disney, que ha sabido adaptarse perfectamente al ideal de cada época y hoy retrata muchas de las luchas feministas que siguen vigentes.

Tal vez quieras leer: La historia original de Bambi está muy lejos de como Disney de la contó