A 59 años de ‘Psicosis’: los misterios y excesos de Alfred Hitchcock

En 1960, las pantallas de Estados Unidos recibieron con el misterio necesario a ‘Psicosis’, una de las varias obras maestras de Alfred Hitchcock, que mantiene su frescura y muy vivo el recuerdo del asesino Norman Bates.

‘Psicosis’ y sus 59 años, los detalles

'Psicosis' y sus 59 años
Fuente: Psycho, Paramount Pictures, E.U.A, 1960, IMDb

Como en la mayoría de las películas de Hitchcock abundan los detalles y las leyendas urbanas, muchas de ellas resultado de las atribulaciones y los excesos del director de origen británico. Y este un breve recorrido por ‘Psicosis’ y sus 59 años.

Algunos misterios en torno a ‘Psicosis’

La terrible historia del desolado motel donde Norman Bates, personificado por Anthony Perkins,, y su madre viven a las afueras de Phoenix, es una adaptación de una novela de Robert Bloch que a su vez recreó la historia de un asesino serial y roba tumbas estadunidense de nombre Ed Gein.

Se dice también que para evitar que los periodistas u otros personajes se pudieran enterar de la trama de la cinta, Hitchcock tuvo la ocurrencia de comprar decenas de copias de la novela de Bloch, además de que mantuvo un cerco en torno al set de filmación.

El misterio aderezado por el director tuvo otro detalle para crear más expectación entre la prensa de la farándula. El mismo Hitchcock se encargó de filtrar fotografías del rodaje de la cinta, pero sin revelar la sustancia.

La famosa escena de la ducha

'Psicosi' y sus 59 años 2
Fuente: Psycho, Paramount Pictures, E.U.A, 1960, IMDb

Janet Leigh, actriz estadounidense, fue la elegida por el realizador para dar vida a la víctima de la locura de Bates y su siniestra madre, y su escena en la tina de baño sigue siendo un tour de force de edición, manejo de la cámara, utilización de la música como agente de tensión y de suspenso.

Marion Crane, el nombre del personaje, es una secretaria de una firma inmobiliaria que huye de la ciudad con una fuerte cantidad de dinero y en su huida, una inclemente tormenta, la lleva al Motel Bates, en donde su vida será segada por el desquiciado Norman.

La escena toma otro cariz cuando el acercamiento del asesino es acompañado por la estridencia de la orquesta, y para los escasos 45 segundos de la escena, se hicieron necesarias 70 ediciones que siguen provocando el efecto deseado.

El protagonismo de Hitchcock

El director británico se hizo omnipresente en la mayoría de sus películas y sus cameos en las cintas se hicieron un clásico y “Psicosis” no fue la excepción. Por algunos segundos, Hitchcock aparece de espaldas y es visto por una de las ventanas de la inmobiliaria.

Además, el realizador se dio el lujo de protagonizar una descripción de la película que fue difundida como un tráiler, y en el exceso, Hitchcock tomó el mando de la promoción del fim y no permitió que Janet Leigh y Anthony Perkins hablaran con la prensa.

Las recreaciones de la escena de la ducha

La famosa escena del acuchillamiento ha sido reverenciada y motivo de inspiración para muchos.

Una de ellas fue perpetrada por los creadores de los Simpsons. Homero es víctima de Maggie, en un momento para el recuerdo de ‘Psicosis’ y sus 59 años.

La cinta tuvo un remake no tan afortunado en los noventa y una serie de televisión que por momentos caricaturizó el ambiente enfermo y ominoso de la película original.

Tal vez quieras leer: El Joker: la transformación del villano a 50 años de su primera aparición en el cine

Visita nuestra cuenta en Instagram