El penacho de Moctezuma no es el único: el saqueo indiscriminado en la arqueología mexicana

Fuente: Thomas Ledl vía Creative Commons

Olmecas, zapotecas, toltecas, teotihuacanos, mexicas son sólo unas de las muchas culturas que habitaron en los territorios que hoy conocemos como México. Forman parte de nuestro pasado y de nuestra riqueza, pero lamentablemente no hemos sabido proteger estas riquezas del saqueo arqueológico.

“El robo del siglo”

La madrugada del 25 de diciembre de 1985, el Museo de Antropología fue víctima de un saqueo arqueológico, ¿lo peor? Fue a manos de mexicanos.

Robo al Museo de Antropología

Aquella madrugada, los ladrones entraron a las instalaciones del Museo saltando las rejas e ingresaron por los ductos del aire acondicionado, para así sacar importantes piezas de las salas Maya, Mexica y Monte Albán.

robo al museo de antropología

En total fueron más de 100 las piezas que los ladrones se llevaron. En su mayoría eran de oro, jade, piedra verde, turquesa y obsidiana. Se trató de un robo como de película, de hecho, recientemente Gael García estrenó una cinta que retrata lo sucedido, se trató de ‘Museo’.

Afortunadamente el robo no quedó impune, cuatro años después se lograron recuperar más de 100 piezas de las que fueron extraídas. Estas se encontraban en posesión de Carlos Perche, uno de los dos ladrones, quien permaneció preso por 10 años y al salir fue asesinado. Su cómplice se mantiene prófugo.

El códice Tonalámatl-Aubin

En junio de 1982, el ciudadano mexicano José Luis Castañeda del Valle, abogado de profesión, acudió a las instalaciones de la Biblioteca Nacional de Francia (BNF) para solicitar acceso al códice Tonalámatl-Aubin. José lo extrajo de la BNF y regresó a México, a su llegada la PGR lo detuvo y la pieza es puesta bajo custodia del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

La pieza formó parte del saqueo arqueológico que en 1840 llevó acabo el conde Jean Fréderic Waldeck, quien lo extrajo de México para luego venderla a otro coleccionista de nombre Joseph Mauris Alexis Aubin, de ahí el nombre. Finalmente, la pieza terminó en la BNF, de donde la “recuperó” del Valle.

Francia reclamó la pieza como “suya” y solicitó al gobierno de México que se la devolviera. Después de un trato diplomático se llegó a un acuerdo: México devolvería la pieza a Francia, pero el códex se mantendría en México. Con todo y que la pieza siga en México, queda ese sabor a robo.

El saqueo arqueológico de Patterson

En 1988, el coleccionista de origen costarricense Leonardo Patterson, extrajo dos piezas de origen olmeca, aproximadamente a unos 50 kilómetros de Coatzacoalcos, en Veracruz. Estas piezas se encontraban en una zona pantanosa, razón por la cual fueron puestas en bolsas con agua para su traslado a un laboratorio en Londres.

Fuente: Secretaria de Relaciones Exteriores, 2018, vía Gobierno de México

Se estima que la edad de las piezas ronda los 3 mil 500 años, miden alrededor de 50 centímetros y fueron decomisadas en Alemania y puestas bajo custodia en la Archäologische Staatssammlung München (Colección Estatal Arqueológica). Tras un proceso judicial de más de 10 años, autoridades alemanas determinaron que las piezas tenían que volver a México.

Fuente: Secretaria de Relaciones Exteriores, 2018, vía Gobierno de México

A Patterson también se le acusa de haber extraído ilegalmente más de 260 piezas mayas de Guatemala. Este hombre es un capo del saqueo arqueológico.

Alemania y la pieza del periodo clásico Mesoamericano

Uno de los problemas más graves que se tiene cuando se trata de enfrentar el saqueo arqueológico, es que nadie sabe exactamente qué ha sido sustraído ilegalmente del país, esto porque se han llevado piezas que ni siquiera han sido datas y el saqueo lleva siglos realizándose.

Tal es el caso de una pieza del periodo clásico mesoamericano que el gobierno alemán devolvió a México después de que el INAH dictaminara su autenticidad. La pieza fue devuelta durante un acto oficial en Berlín al que acudió el embajador de México en Alemania, Rogelio Granquillhome y la jefa de la División de Política Cultural Multilateral en el Ministerio alemán de Exteriores, Elisabeth Wolbers.

La pieza fue comprada por un joven a través de Ebay a un sujeto en Estados Unidos. Sin embargo, los agentes aduanales en Alemania confiscaron la milenaria pieza.

El Penacho de Moctezuma

Este es considerado como el más famoso saqueo arqueológico que ha sufrido México. Quizá por su atractiva belleza o su espectacularidad, lo cierto es que un día el tocado de oro y plumas un día fue extraído de México y nunca más volvió.

Fuente: Thomas Ledl vía Creative Commons

El Penacho se encuentra en el Museo Etnológico de Viena, en Austria. Fue en 2017 cuando el Penacho de más de 500 años de vida volvió a ser puesto para exhibición en el hoy Weltmuseum (Museo del Mundo), donde ocupa el lugar central.

Sobre el tocado aún hay dudas de su origen y uso. Además, no se sabe con exactitud si era usado en rituales, si perteneció de verdad a Moctezuma y si fue este quien se lo regaló a Cortés. Lo que sí es un hecho es que la pieza fue encontrada en la colección personal del archiduque Fernando de Tiro, en el siglo XVI y desde ese entonces se quedó allá.

Aunque México ha tratado inútilmente de recuperar la pieza, esta no puede ser y trasladada hasta que exista la tecnología que lo permita.

También te recomendamos: Más allá del realismo mágico: las películas inspiradas en la obra de Gabriel García Márquez

Visita nuestro perfil en Instagram.