Series sesenteras de culto con las que tus abuelos se obsesionaron

Ciencia ficción y escapismo en plena Guerra Fría, parecen haber sido los argumentos para lograr el apogeo de series de televisión sesenteras. Series que apelaban a los viajes intergalácticos, los paseos por el tiempo, un ominoso mundo de gigantes y los misterios del fondo oceánico.

Monster GIF - Find & Share on GIPHY

Uno de los responsables de este género televisivo fue el productor Irwin Allen de cuya mente salió la inspiración para dar vida a programas que se volvieron de culto a pesar de su muy corta vida y que son un ejemplo de las series de televisión sesenteras.

Lo mejor de las series de televisión sesenteras

‘Perdidos en el espacio’, el miserable Doctor Zachary Smith

La premisa era por demás apocalíptica. En 1997, los recursos naturales de la Tierra estaban por agotarse y Estados Unidos encabeza un viaje intergaláctico para buscar una segunda casa para la humanidad.

Los integrantes de la misión eran la Familia Robinson, el Mayor Don West, el Doctor Zachary Smith y el entrañable robot B9, y todos juntos protagonizaron por tres temporadas, es decir de 1965 a 1968, todo tipo de aventuras en planetas remotos, personajes estrambóticos y el famoso “peligro, peligro” del robot.

El Doctor Zachary Smith fue si duda el personaje más odiado. Su ánimo de sabotear en todo momento la misión y la extraña amistad que tuvo con el robot, fueron suficientes para hacerlo memorable.

‘Viaje al fondo del mar’, el guiño con Julio Verne

Los adictos a las aventuras del Almirante. Nelson y su tripulación en el futurista “Seaview”, no pueden negar que “Viaje en el fondo del mar”, tiene mucho que deberle a las “20 mil leguas de viaje submarino” de Julio Verne, es decir al “Nautilus” y el “Capitán Nemo”.

“Viaje en el fondo del mar” vivió su época de gloria entre 1964 y 1968, y tuvo la suerte de transitar del lóbrego blanco y negro, al technicolor, todo aderezado por efectos especiales que hoy podrían dar risa, pero en esos años arrancaban suspiros a su fiel fanaticada.

La serie tiene un tinte claustrofóbico por el simple hecho de ocurrir en el reducido espacio del submarino y se ve reforzado por los gestos angustiosos de buena parte de los actores que enfrentaron a todo tipo de peligros, incluso algunos sobrenaturales.

‘Tierra de gigantes’, el mundo ominoso

De las cuatro series creadas por Irwin Allen, sin duda “Tierra de Gigantes” resulta la más impactante y por momentos ominosa.

La tripulación de una nave terrestre es tragada por un portal espacial y aterriza en un planeta similar a la Tierra, pero poblada por gigantes y sometida por una férrea dictadura al estilo de José Stalin.

Los personajes tienen que huir al acecho de los gigantes que pueden cobrar una buena recompensa por cada pequeño que entreguen a la autoridad, en una persecución donde los objetos de la vida real se convierten en obstáculos insalvables.

‘El túnel del tiempo’, los abuelos de Marty Mcfly

 

Las aventuras en el tiempo de Tony y Douglas fueron las más cortas de las cuatro series apadrinadas por Allen. Apenas llegaron a dos temporadas y en 1967 la serie fue cancelada.

El primer capítulo narra los avances del Programa “Tic toc”, del gobierno de Estados Unidos, para viajar en el tiempo, pero como siempre existe un Senador que desconfía de los cientifícos y trata de hacer naufragar el proyecto,

Tony Newman, uno de los científicos, se aventura en el túnel y aterriza en el “Titanic” unas horas antes del hundimiento y ante los fracasos para regresarlo a la época actual, su amigo Douglas Phillips va en su auxilio, para iniciar todo tipo de peripecias por 70 capítulos.

Escenarios de cartón piedra, efectos especiales primitivos y excesos actorales fueron ingredientes activos de las series de televisión sesenteras creadas por Irwin Allen.

Tal vez quieras leer: 5 series que marcaron tu infancia si eres la tía que manda piolines

Visita nuestra cuenta en Instagram