Sor Juana Inés de la Cruz: la vida de una mujer que nació para romper las reglas

0
1
sor juana
Fuente: Juan de Miranda, Retrato de Sor Juana, 1713

Sor Juana Inés de la Cruz fue mucho más que una monja y escritora novohispana: fue la figura intelectual más importante de la época de la colonia y una exponente de la literatura española del Siglo de Oro.

 Aprendió a leer a muy temprana edad

Juana de Asbaje, mejor conocida como Sor Juana Inés de la Cruz, nació en San Miguel Nepantla, región de Chalco, entre 1648 y 1651. Según ella, no había ni cumplido los tres años de edad cuando vio que a una de sus hermanas la mandaron a la escuela para que le enseñaran a leer.

Fuente: @jorgesanchezhernandezpintor, Facebook, 2015

Al ver que a su hermana le daban lecciones, ella también quiso recibirlas, así que le dijo a la maestra que la orden venía de su madre. Creíble o no, la instructora accedió. Creyendo que sería castigada por haber mentido, la pequeña Juana Inés mantuvo todo en secreto y para cuando su madre se enteró, ella ya había logrado su objetivo.

Siendo niña quiso ir a la Universidad

Tenía seis o siete años cuando escuchó que en la ciudad de México había universidades y escuelas donde se enseñaban ciencias. Como las mujeres no tenían derecho a tales estudios, le insistió a su madre que la disfrazara de hombre. Ante la negativa de su progenitora, Juana Inés se desquitó devorando los libros que tenía su abuelo.

Fuente: @HistoricoCdmx, Twitter, 2015

Dominaba una lengua indígena

Su abuelo tenía dos haciendas: la de Nepantla y la de Panoaya (por si no lo sabías, esta última todavía existe y es la misma que está en el reverso de los billetes de $200). Con los trabajadores indígenas de ambas propiedades, Juana Inés aprendió el idioma náhuatl.

Fuente: Hacienda Panoaya

Compuso su primer poema a los ocho años

Según su amigo y primer biógrafo, Diego Calleja, Juana Inés ganó un libro a los ocho años por un poema compuesto en honor del Santísimo Sacramento. Está integrado por 360 versos mixtos o mestizos (es decir, en náhuatl y en español) y fue representado en el atrio del convento de Nuestra Señora de Asunción, perteneciente al actual municipio de Amecameca, Estado de México.

Fuente: @jorgesanchezhernandezpintor, Facebook, 2015

Aprendió latín en veinte lecciones

Por el padre Calleja sabemos que Juana Inés aprendió latín, el idioma culto de su época, en tan sólo 20 lecciones y que su profesor fue el bachiller Martín de Olivas, a quien más tarde le dedicó un soneto acróstico en el que lo comparó con Arquímedes, científico famoso de la antigüedad griega. De ahí que algunas de sus obras estén salpicadas de citas y locuciones latinas.

Fuente: Juana Inés, Canal Once – Bravo Films, 2016

Pasó un examen hecho por hombres cultos en la corte virreinal

Siendo niña todavía, Juana Inés fue enviada a la casa de unos tíos que tenía en la Ciudad de México. Después de unos ocho años, éstos la llevaron a Palacio Virreinal, donde recibió la protección de la virreina Leonor Carreto.

Fuente: @jorgesanchezhernandezpintor, Facebook, 2015

Con su inteligencia y su gracia se ganó un lugar en la corte y era tanta su cultura que un día el virrey ordenó que una cuarentena de hombres doctos la evaluaran: su desempeño fue tan admirable que el propio virrey la comparó con un galeón real defendiéndose de unas simples chalupas.

Se metió de monja por amor a los libros

Juan Inés era dama de honor de la virreina, pero los cargos políticos eran temporales. Después, ¿qué iba a hacer?, ¿volver con sus tíos?, ¿casarse? Al final decidió tomar los hábitos creyendo que en la soledad de su celda tendría libertad para leer y estudiar.

Fuente: Ex convento de San Jerónimo

Su talento era reconocido públicamente

Producto de su prestigio como intelectual, en 1680 se le encomendó la confección de un arco triunfal para recibir en la capital a los nuevos virreyes: Tomás Antonio de la Cerda y su esposa, María Luisa Gonzaga.

Dentro de la Iglesia se había propuesto encargar la construcción del arco a un tal padre Valtierr, sin embargo sólo un voto lo favoreció y la mayoría del cabildo consideró más apropiado que fuera Sor Juana quien dirigiera la obra.

Fuente: Juana Inés, Canal Once – Bravo Films, 2016

Como lo habitual era comparar al nuevo gobernante con algún personaje de la mitología grecorromana, Sor Juana lo comparó con el dios Neptuno. Le fue tan bien que se ganó la simpatía del virrey, pero sobre todo de la virreina, quien años más tarde le publicó en España el primer volumen de sus obras.

Sor Juana navegaba contra la corriente

No todo era miel sobre hojuelas para Sor Juana, pues como ella decía: entre las flores de las aclamaciones se levantaban los áspides de las persecuciones.

Fuente: @jorgesanchezhernandezpintor, Facebook, 2015

En una sociedad conservadora como la novohispana, se llegó al extremo de prohibirle el estudio. La falta de libros no limitaba su amor por el saber, pues, para ella, el universo entero le servía de libro. Incluso en la cocina descubría fenómenos y por ello decía que, si Aristóteles hubiera guisado, habría escrito mucho más.

Sus obras le abrieron las puertas de la inmortalidad

Sor Juana defendía su afán de saber y su habilidad para escribir versos, lo mismo sagrados que profanos. A lo largo de su vida, compuso gran variedad de poemas amorosos, religiosos, burlescos, morales y de homenaje. También destacan sus obras teatrales, entre ellas ‘Los empeños de una casa’ (1683) y ‘Amor es más laberinto’ (1689).

Fuente: Miguel Cabrera, Retrato de Sor Juana Inés de la Cruz, 1751

Sor Juana murió en 1695, víctima de una epidemia. Su amigo el sabio Carlos de Sigüenza y Góngora leyó una oración fúnebre; sus palabras se han perdido, pero posiblemente fueron eco de aquellas que le había dedicado en su ‘Teatro de virtudes políticas’ (1680):

“Debemos aplaudir las excelentes obras de peregrino ingenio de la Madre Juana Inés de la Cruz, cuya fama y cuyo nombre se acabarán con el mundo”, Góngora.

También te recomendamos: La noche que Jaime Sabines reventó el Palacio de Bellas Artes

Visita nuestro perfil en Instagram.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here