William Shakespeare y Anne Hathaway: una coincidencia que te hará creer en el amor inmortal

Amamos el romance, nos gustan las historias felices en las que cupido no se equivoca y los flechados por su magia viven “felices por siempre”, pero la idea de eternidad es imposible, los divorcios y las rupturas amorosas existen y si no es así, todo se acaba cuando se acaba la vida, ¿o será que William Shakespeare y Anne Hathaway nos pueden demostrar lo contrario?

En 2018 la usuaria de Twitter @PeachBlackG0rl notó una curiosidad que te dejará impactado, el parecido físico entre el gran literato inglés y el esposo de la actriz Anne Hathaway es impresionante.

William Shakespeare y Anne Hathaway
Fuente: @PeachBlackG0rl, 2018, Twitter

Por si fuera poco, William Shakespeare y Anne Hathaway estuvieron casados hace mucho tiempo, así es, el escritor contrajo matrimonio en 1582 con una mujer que comparte el nombre de la actriz de El diario de la princesa.

William Shakespeare y Anne Hathaway
Fuente: @PeachBlackG0rl, 2018, Twitter

Y tenemos otro dato curioso: nuestra Anne Hathaway nació en 1982, exactamente 400 años después de que William Shakespeare y Anne Hathaway contrajeron matrimonio… ¿Coincidencia?

Te puede gustar: Dolores Olmedo y Diego Rivera: una casualidad que la llevó al mundo del arte

Estas rarezas hicieron que muchos usuarios se conmovieran y comenzaran a pensar en algunas historias en las que el amor triunfa por encima de la muerte, como ésta que asegura que tu rostro actual es el de la persona que más amaste en tu vida pasada:

William Shakespeare y Anne Hathaway
Fuente: @hyperbizzle, 2018, Twitter

Algunos otros usuarios se inclinaron hacía la ironía haciendo comentarios como este, en el que aseguran que ambos son vampiros o inmortales.

William Shakespeare y Anne Hathaway
Fuente: @RonyLottsD, 2018, Twitter

Lo anterior puede no ser nada más que una serie de coincidencias curiosas, o puede ser una prueba de que el amor puede transgredir cualquier límite, incluso el que acaba con la vida, de cualquier forma solo tú decides qué pesar al respecto.

Tal vez quieras leer: Las pruebas irrefutables de que Xena y Gabrielle siempre estuvieron enamoradas

También te recomendamos: Las canciones noventeras que nos enseñaron mal el significado del amor

También puedes seguir nuestras redes sociales: FacebookInstagram y Twitter