Anécdotas de un chavorruco: la odisea de ir al cine en el pasado

Hoy en día, pensar en ir al cine provoca un tren de pensamientos que incluye tomar muchas decisiones: desde la forma de pago, el tipo de sala, el horario, la compañía y así hasta el combo que vas a elegir. Si te sientes abrumado piensa que la ida al cine de antes era muy diferente a lo que hoy es cotidiano, para muestra están los recuerdos de todos los chavorrucos.

cine en los noventa

El cine de antes

Antes no existía el concepto de “estrenos mundiales” y las cintas llegaban a México algunos meses o incluso años después de su estreno en Estados Unidos o Europa, a pesar del atraso esto no era ningún problema porque tampoco había redes sociales tapizadas con spoilers ni montones de influencers contando su experiencia.

Olvídate de las apps para comprar boletos en línea

Si querías tener el lugar perfecto, donde la pantalla no está demasiado cerca como para romperte el cuello intentando ver la peli, debías llegar al menos dos horas antes para formarte en la larguísima fila de la taquilla, luego en la larguísima fila de las palomitas y finalmente en la larguísima fila de entrada, sí todas eran inmensas.

La entrada era toda una odisea, seguro recuerdas a tus papás cargado con insumos de dulces y palomitas (que antes venían en bolsitas de papel y no cajas), todo siempre en cantidades exageradas dentro de un mundo de anarquía oscura en el que mientras tú y tu familia se acercaban a la preciada butaca iban atajando los codazos y empujones “accidentales” de los otros usuarios. Una verdadera estampida humana.

Te puede gustar: El cine de Disney: una joya de la Ciudad de México que siempre recordaremos

cine en los noventa

Ir al cine hace unos años era superar un pequeño caos tras otro, algo como lograr entrar al Metro de la Ciudad de México en hora pico, pero no todo era un reto, el cine de antes nos dejó la oportunidad de reír, sorprendernos y conmovernos con cintas como El Rey León y Toy Story.

cine en los noventa

Si viviste esta etapa siendo un adulto quizá fuiste de los afortunados que vio Pulp Fiction, una de las obras más populares de Tarantino en la pantalla grande y experiencias como esa merecieron todas las filas interminables, ¿no crees?

Tal vez quieras leer: El incendio de la Cineteca Nacional: el recinto que resurgió de las cenizas

Síguenos en nuestras redes sociales: FacebookInstagram y Twitter.