Romualdo García: el fotógrafo de los muertos en la época de la Revolución Mexicana

Fotografías de difuntos

La muerte nos genera miedo, ya sea a perder a alguien o a todos los relatos sobrenaturales que se desprenden del tema, pero no hace mucho tiempo éste aspecto era diferente y te sorprenderá saber que incluso antes acostumbraban hacer fotografías de difuntos.

 Fotografías de difuntos
Fuente: Romualdo García, Museo Regional de la Alhóndiga de Granaditas

La costumbre de hacer fotografías de difuntos es la continuación de la tradición renacentista de pintar los cadáveres de personas de alta clase social. La pintura se convirtió en fotografía en Francia en 1839 y la tradición llegó a México a finales de del siglo XIX e inicios del XX, especialmente en la época de la Revolución Mexicana cuando la muerte era parte de la cotidianidad.

 Fotografías de difuntos
Fuente: Romualdo García, Museo Regional de la Alhóndiga de Granaditas

Las fotografías de difuntos que inmortalizaron a Romualdo García

Los mexicanos estamos íntimamente relacionados con la muerte, somos conocidos por verla de frente, reír y convivir con ella, dedicamos un día al año para vivir las ausencias que nos ha dejado y a pesar de ello, estas fotografías tomadas por Romualdo García nos resultan espeluznantes, ¿a ti no?

 Fotografías de difuntos
Fuente: Romualdo García, Museo Regional de la Alhóndiga de Granaditas

Además del tabú que hoy representa la muerte, éstas fotografías nos generan incertidumbre, porque es difícil diferenciar a las personas que están vivas de aquellas que ya no lo están.

 Fotografías de difuntos
Fuente: Romualdo García, Museo Regional de la Alhóndiga de Granaditas

Esta costumbre fue popular entre la clase baja y  las personas que seguían esta tradición lo hacían como una forma de conservar la imagen de sus seres queridos para toda la eternidad.

No fue el único, pero Romualdo García, un fotógrafo de Guanajuato, estuvo especializado en estas fotografías post-mortem, en ellas los cadáveres aparecen acompañados por sus familiares en medio del estudio del fotógrafo y los fallecidos suelen ser niños pequeños.

 Fotografías de difuntos
Fuente: Romualdo García, Museo Regional de la Alhóndiga de Granaditas

A este “fotógrafo de los muertos” se le conoce porque además de capturar su imagen, se dedicaba a maquillar, vestir y acomodar a los cadáveres, incluso les abría los ojos para que siguieran pareciendo vivos y sus familiares pudieran tener una imagen realista.

Te puede gustar: ¿Napoleón Bonaparte era tan chaparro como dice la leyenda?

 Fotografías de difuntos
Fuente: Romualdo García, Museo Regional de la Alhóndiga de Granaditas

Si quieres ver más de estas tétricas fotografías de Romualdo García, te recomendamos que en tus próximas vacaciones visites el Museo Regional de la Alhóndiga de Granaditas, en Guanajuato, donde se exponen más de 150 fotografías de difuntos del México Revolucionario.

Tal vez quieras leer: Las Poquianchis: uno de los casos de trata más crueles y violentos en la historia de México

También te recomendamos: Hitler y la curiosa historia detrás de su obsesión por el pulque

Síguenos en nuestras redes sociales: FacebookInstagram y Twitter.