La curiosa historia detrás de la cerveza fría: incluye un río y un par de amigos

amstel ultra

Es viernes. El WiFi de la oficina falló y te dejaron salir temprano. Llegas a tu casa y tu perro te recibe con un lengüetazo, verte tan temprano lo hizo muy feliz. Te acercas al sofá, prendes tu pantalla y descubres que ya subieron la nueva temporada de tu serie favorita. Esto tienes que celebrarlo con una cerveza bien fría.

Claro, una cerveza fría siempre mejora todo

Estamos de acuerdo. No importa que tan bueno sea tu día, una cerveza siempre lo mejora. La sensación del líquido frío y burbujeante recorriendo la garganta es reconfortante. Es justo esa sensación tan genial al beber una Amstel lo que hace tan difícil de imaginar que antes la cerveza no se tomara fría.

¿Por qué alguien la tomaría caliente?

Bueno, porque no siempre existieron refrigeradores. Créelo o no, la cerveza tiene más de 4 mil años siendo la causa y la solución a todos los problemas, fría o no. Aunque hay algunos sommeliers (expertos en bebidas) que insisten en que debe tomarse a temperaturas no tan altas, en realidad se trata de consumirla como nos guste más y nos haga sentir mejor, algo que entendían perfectamente Charles de Pesters y Johannes van Marwijk Kooij.

¿Quiénes son ellos?

Son dos amigos que un día decidieron que la gente en Amsterdam merecía una cerveza mejor. Decididos a crearla, comenzaron a hacer pruebas que dotaran a su cerveza de  mayor espesor y mejor sabor. Fue así que en 1870 presentaron al mundo Amstel Bier, una cerveza a la altura de los habitantes de Amsterdam y enfriada por el río Amstel.

¿Enfriada por el río? Eso no tiene sentido…

Es porque no estás pensando creativamente. Recuerda que aunque antes no había refrigerador, las ganas de echarte una cerveza más fría que el corazón de tu ex siempre han existido. Para lograrlo, utilizaban el agua helada del río Amstel para lograr el equilibrio térmico (si reprobaste física, significa que el agua del río enfriaba la cerveza hasta que ésta igualaba su temperatura). En honor al amable río que evitaba que la chela fuera tibia, nombraron Amstel a la cerveza.

Tal vez quieras leer: La fiesta organizada por Truman Capote que puso a la realeza americana a sus pies

Vaya, trabajar con tus amigos funciona después de todo

Totalmente. La idea que en 1870 tuvieron Charles y Johannes trascendió y su pequeña empresa cervecera creció hasta romper fronteras. 

Desde hace años dejó de comercializarse exclusivamente en Europa y se empeñó en ser la mejor a donde quiera que va. En México por ejemplo, Amstel Ultra es la cerveza más ligera.

Animated GIF - Find & Share on GIPHY

No entiendo lo de ligera…

Pensando en lo mucho que amas las frías, pero cuánto detestas tener panza chelera, desde 2018 se lanzó exclusivamente en México la nueva Amstel Ultra, una cerveza Premium con sólo 85 calorías y 2.4 gramos de carbohidratos, lo que la hace ser la cerveza más ligera de México, algo lógico considerando que fueron pioneros en la creación de la cerveza light.

Ya sea que la próxima vez que te tomes una Amstel Ultra la pongas a enfriar a orillas de algún río o simplemente la saques de tu refri, recuerda que es el resultado de un par de amigos que decidieron mejorar su sabor para así mejorar tu día.

Tal vez quieras leer: Noche de reinas: cuando Freddie Mercury llevó de antro a Lady Di

Síguenos en nuestras redes sociales: FacebookInstagram y Twitter.