La Hiena de San Ángel, el crimen que impactó a uno de los barrios más exclusivos de CDMX

La Hiena de San Ángel, fue el nombre que el diario La Prensa le dio a un caso de nota roja destapado en noviembre de 1945 por ese rotativo. Por espacio de varios días, las ocho columnas del diario fueron dedicadas a la historia de un ciudadano de origen checoslovaco que torturó a su familia y a los criados que tenía a su servicio. En DeMemoria te contamos los detalles de esta cruenta historia.

La Hiena de San Ángel, el poder de la nota roja

la hiena de san ángel

El tres de noviembre de 1945, mientras México era gobernado por Manuel Ávila Camacho y el patriotismo se encontraba rebosante por el regreso del Escuadrón 201, La Prensa lució en sus ocho columnas: “Intenso drama de torturas inquisitoriales”.

la hiena de san ángel

En las páginas interiores, los detalles de la detención, en una casa del exclusivo barrio de San Ángel, de un individuo de origen checoslovaco de nombre Robert Arnold o también Paul Adolf Narr, que era acusado de haber torturado y de mantener encerrados a varios de sus familiares y a dos criados que laboraban en la residencia.

la hiena de san ángel

“La Hiena de San Ángel”, fue el apelativo que le endilgaron al personaje que fue descrito como siniestro y mentiroso, y todo por negarse a declarar bajo el argumento de que tenía problemas mentales.

la hiena de san ángel

El reportero encargado del caso afirmó que Robert Anold se ostentaba como ingeniero en aviación, pero también tenía un historial como estafador y a base de engaños se fue infiltrando entre el cerrado grupo de los empresarios del país.

la hiena de san ángel

La esposa de este personaje denunció que antes de huir de Europa, por la Segunda Guerra Mundial, fue vejada y torturada en París, en donde también tuvo que soportar las infidelidades de su pareja.

la hiena de san ángel

Por su parte, una mujer que laboraba como sirvienta en la residencia dijo que el inculpado abuso de ella y la hizo su amante por la fuerza, además de que permanecía con grilletes por la noche.

Era alemán y muy dispendioso

la hiena de san ángel

De acuerdo a otros testimonios, el detenido no era checoslovaco era alemán y tenía cuentas pendientes por otros delitos.

la hiena de san ángel

Una persona que sirvió como chofer para Robert Arnold reveló que era muy dispendioso que le daba hasta 50 pesos por dejada, en 1945 esos 50 pesos era una muy buena cifra, además de que se hacía acompañar por mujeres de las mejores familias.

la hiena de san ángel

Con el correr de los días, el caso se fue diluyendo y los titulares de los rotativos fueron para el regreso de los héroes del Escuadrón 201 que sucedería en los días cercanos a un aniversario más de la Revolución Mexicana.

Te gustaría leer: Las Poquianchis: uno de los casos de trata más crueles y violentos en la historia de México

También puedes seguir nuestras redes sociales: FacebookInstagram y Twitter