Rosalía: la leyenda de la momia más bonita del mundo desmentida por la ciencia

la momia más bella del mundo

La pérdida de un ser amado puede ser demasiado difícil de superar y ésta historia sorprendente comenzó con la desesperación de Miguel Lombardo, el hombre que hizo de su hija, la momia más bella del mundo.

la momia más bella del mundo
Fuente: Palermo Rosalia Lombardo, Wikimedia Commons

Rosalía Lombardo tenía dos años cuando murió de una neumonía en Palermo, Italia, el 6 de noviembre de 1920, tras su muerte  el señor Miguel de Lombardo decidió embalsamar su cadáver para poder seguir viendo el rostro de su pequeña y buscó al mejor profesional para esta tarea.

En esa época Alfredo Salafia era un hombre de gran prestigio como embalsamador y el asombroso resultado de su trabajo generó más de una teoría basada en lo sobrenatural, como explica Historias de Terror.

Para algunos, el estado de conservación de Rosalía era el resultado de un milagro, pero otros apelaron a una de esas historias escalofriantes que a los amantes del misterio que envuelve el pasado les gusta escuchar.

Según la leyenda, la apariencia de la momia más bella del mundo se debe a un pacto entre el embalsamador y el diablo, mediante el cual el logró que el alma de la pequeña viviera por siempre dentro del inerte cuerpo.

La verdad sobre la momia más bella del mundo

La realidad es que Alfredo Salafia era un innovador en su área y usó técnicas para eliminar del cadáver a las bacterias y otros componentes químicos que son los causantes de la descomposición.

la momia más bella del mundo
Fuente: Alfredo Salafia, Wikimedia Commons

El resultado del proceso de embalsamamiento es asombroso, al grado de que en 1995 seguía pareciendo una bebé dormida, incluso sus párpados conservaron la flexibilidad suficiente como para permitir que sus ojos se abrieran y cerraran de forma sorprendente.

Te puede gustar: ¿Napoleón Bonaparte era tan chaparro como dice la leyenda?

Tras la muerte de Salafia encontraron entre sus pertenencias la descripción exacta de la formula que usó en el cuerpo de Rosalía Lombardo para poder convertirla en la momia más bella del mundo y el proceso está más cerca de la ciencia que de la mitología.

la momia más bella del mundo
Fuente: Rosalia im Mai, Wikimedia Commons

El embalsamador drenó toda la sangre de la pequeña y luego la sustituyó con una mezcla de formol, alcohol, zinc y ácido salicílico. Esta mezcla logró conservar los órganos internos y externos de la pequeña Resalía totalmente intactos, incluso en la actualidad su piel luce tersa y es suave al tacto.

Tal vez quieras leer: Romualdo García: el fotógrafo de los muertos en la época de la Revolución Mexicana

También te recomendamos: La escandalosa leyenda del billete de la gitana: un mito resuelto después de 100 años

Síguenos en nuestras redes sociales: FacebookInstagram y Twitter.