Las posadas navideñas: de cantar villancicos a brindar con tus tíos

0
1
las posadas

Según la tradición católica, el 16 de diciembre inician las posadas, pero estos festejos se están volviendo cada vez menos tradicionales y están dejando a un lado mucho del simbolismo con el que comenzaron a festejarse.

las posadas
Fuente: Christmas tree, free photos, Pixabay

Todos los festejos relacionados con la navidad tienen su origen en el catolicismo (que retoma algunas fiestas paganas de otras culturas). Anteriormente, estas celebraciones tenían un enfoque de unión familiar, purificación y agradecimiento, pero estas características han cambiado junto a algunos elementos tradicionales que cada vez aparecen menos.

¿Como eran las posadas de antes?

Todos conocemos la canción para pedir posada, pero más allá de que es casi imposible cantarla sin equivocarnos, pocos han puesto atención al significado de esta tradición que llegó junto a los evangelizadores europeos y que intenta promover la caridad entre las personas.

las posadas
Fuente: Poche, Chilango PNG

En la tradición, las personas que piden posada representan la travesía de José y María en su camino hacia belén y el momento en que pidieron asilo en una posada para que María pudiera dar a luz al niño Dios.

las posadas
Fuente: piñata, kliempictures, Pixabay

¿Cómo son las posadas actualmente?

En muchos lugares las personas ya decidieron olvidar estas tradiciones y las posadas se convirtieron en una fiesta más en las que el baile, la botana y el alcohol son el centro de atención.

via GIPHY

No sólo olvidan pedir posada, también queda de lado la piñata, los clásicos aguinaldos (bolsas de dulces, galletas o frutas) y nadie sugiere, ni por error hacer un momento de oración o reflexión sobre el valor de la piedad para dar paso al baile, la bebida y uno que otro desliz navideño.

via GIPHY

¿Tú qué prefieres, hacer hincapié en la tradición religiosa o hacer un reventón monumental?

Independientemente de ello, te deseamos una feliz temporada de posadas.

Tal vez quieras leer: Los discos navideños ochenteros parte I

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here