“Ya te carrancearon la lana” y otros modismos que quedaron en el olvido

modismos

Conforme pasan los años usamos distintas palabras para expresar lo que nos pasa en la vida cotidiana. Los modismos van dándole forma a nuestro lenguaje distinguiendo nuestros rasgos culturales. Con el tiempo esas palabras quedan en desuso y son remplazadas por nuevas expresiones.

“Andaba rolándola con un Canijo por el Centro y un fulano nos quiso ver la cara de majes. Se acercó para vendernos unos chunches, pero nomás nos quería transar. Mi cuate se la hizo de jamón y se armó el argüende. Yo le dije: Sosiégate. Total, ya nos carranceó”.

Si no entendiste lo que dice la frase anterior es porque eres muy joven y esta forma de hablar ya te parece de viejitos. Eso es normal, el lenguaje está vivo en sus hablantes y cambia todo el tiempo. Los modismos que hoy están vigentes en unos años van a caducar.

Modismos que van quedando en el pasado

Seguro si tu abuelita te escucha decirle a tu “BFF” que le vas a mandar un “Whats” con unos “memes” buenísimos que viste cuando estabas “stalkeando” a tu “crush”, no te va a entender nada, capaz que hasta te ve con cara de susto. No “vaiga” a ser que andes en malos pasos.

No Way Omg GIF by VTM.be - Find & Share on GIPHY

Aquí te dejamos una lista de palabras que te pueden servir para entender las viejas conversaciones (¡Ay mis rodillas!):

Carrancear: Esta es una expresión revolucionaria, no porque haya significado un cambio en el lenguaje sino porque surgió en México en la época de la Revolución. Es un modismo que sobrevivió varias generaciones pero que cada vez se usa menos. Se emplea generalmente para referirse a robar o ser robado y se inspiró en Venustiano Carranza.

Lana: es eso que se te acaba en cuanto te depositan la quincena.

Transa: Esta es otra palabra que hace referencia a robar o engañar, también se suele usar para referirse a un estafador o una estafa.

Venadear: Es una forma que solía emplearse para indicar que seguías a alguien con la intensión de tenderle una trampa, algo así como una emboscada.

Jaletina”: En realidad esta palabra no existe como tal, es una forma de pronunciar erróneamente. Se refiere a la gelatina. Su uso se volvió bastante común al punto de que algunas personas la decían como si fuera correcta.

Desconchinflar: Esta palabra solía usarse para hablar de algo que dejaba de funcionar, sobre todo con los aparatos o algún objeto.

Patatús: Según la Real Academia Española, “patatús” significa “desmayo”. En México, es raro, pero todavía se llega a oír, se usa para indicar que a una persona sufrió algún malestar que lo puso mal.

Otras palabras muy parecidas a estas son: “telele”, “vaguido” o “soponcio”. Todas se emplearon con mucha popularidad hace varios ayeres.

Tirria: Esta palabra oficialmente forma parte del español, aunque no lo creas. Significa tener odio, coraje o enojo hacia alguien. “Ya me agarró tirria el ‘maistro’, por eso me reprobó, ‘amá’”.

Argüende: Esta palabra es usada con dos sentidos similares, el primero se refiere a un chisme. El segundo se refiere a un problema, un pleito o una pelea. Si chisme y problemas van de la mano.

Si te gusta andar “stalkeando” a tu ex ya deja de andar de argüendero.

Mitote: Es otra palabra usada para señalar que ocurre un chisme, o algo que provoca un alboroto. Si tú lo estas provocando es porque andas de mitotero. Sin duda uno de los modismos preferidos por todos.

Guateque/Huateque: Es una palabra usada para referirse a una fiesta hecha en casa donde suelen participar jóvenes. Sabemos que conoces muy ben esta palabra, aunque ya no la uses tanto.

Zangoloteo: No, no es un Santo, este es uno de esos modismos usados para referirse a un movimiento brusco y continuo.

Endilgar: Esta palabra se usó con mucha popularidad para referirse a un encargo que resultaba molesto para quien lo recibía.

Vaquetón: este modismo es usado para referirse a una persona floja.

Gorrón: Sí, ese es tu amigo que nunca pone para la fiesta, incluso no es invitado, pero él llega y se la pasa bomba. Si no conoces a nadie así, cuidado, puedes ser tú.

modismos

Sosegar: Ya sosiégate, con esta palabra terminamos. Se refiere a tranquilizar, mantener la calma, relajarse ante un hecho que provoca alteraciones en el ánimo.

Si quieres aprender más de estos viejos modismos que van quedando en desuso valdría la pena que le eches un ojo a las películas de Pedro Infante o te escuches un par de canciones de Chava Flores.

También te recomendamos: El Chupacabras: la misteriosa criatura que aterrorizó a los mexicanos de los años 90

Visita nuestro perfil en Instagram.