Por qué Hidalgo aclamaba al rey de España en pleno grito de Dolores

Cuando pensamos en Miguel Hidalgo dando el grito de independencia, definitivamente no lo imaginamos aclamando al rey de España, es por ello que es complicado asimilar que cuando el cura decidió que era momento de dar “muerte al mal gobierno” gritara “viva Fernando VII”. Te contamos qué hay detrás de este confuso momento en la historia de la Independencia de México

viva Fernando VII
Fuente: UnHidalgo

Obvio no dijo eso…¿o sí?

Sabemos que no suena lógico, considerando que Fernando VII era justo el líder de España, la nación de la que quería independizarse, sin embargo así fue, básicamente porque Hidalgo no buscaba la independencia.

Ahora sí enloqueciste, tía DeMemoria…

Sabemos que tus libros de la SEP decían una cosa, pero la realidad es totalmente distinta. Lo que Miguel Hidalgo quería en realidad, era que la Nueva España fuera autónoma, no independiente, tal y como nos explicó el historiador, autor e investigador Héctor Fernando Guzmán:

“Hidalgo realmente no buscaba la independencia, sino era partidario de una especie de autonomía, en total acuerdo con la tradición española al respecto. Hidalgo simplemente buscaba que la Nueva España tuviera un gobierno regional propio, pero para ello era indispensable que se conservara la legitimidad del gobierno, cuya cabeza era Fernando VII”.

viva Fernando VII
Fuente: Nueva Tribuna

Pero eso no tiene sentido. ¿Por qué un rey aceptaría eso?

Es menos descabellado de lo que crees. De hecho, no era extraño para la monarquía española. Entre el 711 y 1492, debido a la inestabilidad política y militar, muchas ciudades y regiones mantenían un gobierno autónomo sin que por eso fueran independientes:

“La regionalización española hacía difícil que un rey pudiera realmente controlar de manera directa todos sus dominios, por lo que en muchos casos algunas regiones desarrollaron instituciones políticas locales, que reconocían la autoridad real y basaban su legitimidad en ella, pero que en la práctica servían de cuerpos legislativos, administrativos y judiciales propios”.

viva Fernando VII
Fuente: BBC

Tal vez quieras leer: Las mujeres de la Independencia que fueron borradas de los libros de historia

¿Y por qué México no hacía eso?

Primero que nada, recuerda que era Nueva España, no México. En 1492 todo cambió a un modelo centralizado del poder, algo totalmente incompatible con los estatutos de autonomía. La nueva centralización causó un sinfín de rebeliones y problemas políticos que se agravaron con el cambio de la dinastía Habsburgo a la de los Borbón en el siglo XVIII y sus ideas absolutistas:

“Para los territorios españoles, en especial los americanos, esto significó que la centralización quitó muchas facultades a los ayuntamientos locales, que tomaban muchas decisiones por sí mismo, reconociendo la autoridad real, pero no la de los funcionarios enviados por ella a las colonias. La cosa se agravó aún más cuando los borbones dictaron una serie de medidas destinadas a controlar aún más la vida y negocios de sus súbditos novohispanos, las llamadas “Reformas Borbónicas”.

viva Fernando VII
Fuente: Historia.com

Reformas hay todo el tiempo ¿cuál fue el problema?

Las Reformas Borbónicas obligaron a los criollos a sujetarse a una autoridad administrativa que “no los comprendía, ni tampoco los beneficiaba” y les daba un trato que consideraban de segunda. Recuerda que en la Nueva España todo se dividía en castas, y los criollos, aunque hijos de españoles, habían nacido en América, lo que los privaba de ser vistos como iguales por el gobierno que los regía: 

“Por su parte, la Corona veía en ellos a un grupo peligroso, lleno de corrupción, que no acataba las disposiciones administrativas emanadas de los funcionarios españoles, aunque dieran loas y aseguraran su lealtad al rey de España”

viva Fernando VII
Fuente: BBC

Gran clase de historia, pero ¿qué tiene que ver con el grito de Hidalgo?

Miguel Hidalgo era criollo y buscaba ser visto como igual, sin embargo no pretendía que Nueva España fuera un país independiente a España. Tan sólo buscaba que fuera autónoma, al igual que sus seguidores más estudiados. 

“Eran partidarios de una autonomía, que les permitiera coadyuvar en los asuntos que les atañían, pero eran leales súbditos del rey. Estaban en contra de los funcionarios peninsulares, pero a favor de conservar la estabilidad, el orden y el gobierno que emanaban del mandato y derecho natural del rey de España.”

viva Fernando VII
Fuente: Toda Materia

¿Entonces por qué lo seguían si no quería lo mismo que la gente?

Digamos que no toda la gente sabía exactamente de qué se trataba el asunto. La mayor parte de su ejército estaba compuesto de gente sin preparación alguna, campesinos que se negaban a zucumbir ante la terrible hambruna y crisis agrícola que azotaba a la Nueva España, pero independizarse o mantener lazos con el rey no era un tema que ocupara sus mentes. Poniéndolo en términos millennials: al pueblo no le importaba si gritaba “viva Fernando VII” ni quien fuera rey mientras tuvieran sus necesidades básicas cubiertas. Sabiduría de Lord Varys aplicada a la Independencia de México, o como a nosotros nos gusta llamarlo: aprende de política e historia viendo Game of Thrones.

Entonces sí dijo “viva Fernando VII”…

Así es. En ese momento Napoleón Bonaparte había puesto como rey de España a su hermano, José Bonaparte (apodado Pepe Botellas por la misma razón por la que tú necesitas chilaquiles picosos y aspirinas los domingos por la mañana), por lo que con su grito “viva Fernando VII”, Miguel Hidalgo reconoce a Fernando como rey legítimo de España y principal autoridad de la Nueva España.

viva Fernando VII
Fuente: Defensa Central

¿Y al final por qué sí nos independizamos?

Recuerda que la Independencia se consumó once años después de que Hidalgo diera el grito de Dolores. Para ese momento Hidalgo ya había sido ejecutado y no pudo ver que su movimiento de autonomía se había salido de sus manos y convertido en una independencia.

viva Fernando VII
Fuente: Historia de México

Ahora lo sabes: Miguel Hidalgo no buscaba la independencia de México, sino la autonomía de la Nueva España. Jamás gritó “viva la Independencia, viva México”. En su lugar aclamó al rey de España bajo el grito de “viva Fernando VII, mueran los gachupines”.

Tal vez quieras leer: La historia del Desfile Militar de cada 16 de septiembre

Síguenos en nuestras redes sociales: FacebookInstagram y Twitter.