Si creías que el niño Dios gigante era feo, estos de pinturas medievales te van a horrorizar

niño Dios

Si creíste que esta escultura colosal en la que fusionaron a Nicolas Cage con un niño Dios tradicional era horrible, dale una oportunidad a estas pinturas medievales que te resultarán aún más horrorosas que el niño Dios gigante.

¿Por qué estas representaciones de Jesús son más feas que el niño Dios Gigante?

Existe un motivo por el cual el Jesús medieval es horrible (ni el más creyente puede decir lo contrario) y es que, según la teología de la época, Jesús no nació con apariencia de bebé sino con la de una especie de adulto pequeñito, la interpretación de este “hecho religioso” por los artistas hizo que las pinturas de la época estén plagadas de bebés más feos que el niño Dios Gigante.

Adelante con las imágenes*…

* Advertencia: estas imágenes pueden herir algunas susceptibilidades, le recomendamos discreción.

Prueba número uno:

niño Dios
Fuente: Ambrogio Lorenzetti, Wikimedia Commons

Segunda prueba:

niño Dios
Fuente: Cambrai Cathédrale Notre Dame de Grâce. Wikimedia Commons

¿Aún te quedan dudas?

niño Dios
Fuente: Grande madonna, Wikimedia Commons

¡Tenemos uno más!

niño Dios
Fuente: Madonna col Bambino, Wikimedia Commons

Este es el último

niño Dios
Ambrogio Lorenzetti Madonna of Milk, Wikimedia Commons

Afortunadamente, la Edad media termino con la llegada de los europeos a América en 1942 y los niños Dios al estilo Benjamin Button dejaron de reproducirse en las pinturas para dar paso a los bebés rollizos, rozados y casi perfectos que nos regalaron los artistas posteriores.

Pero como en México la realidad supera la ficción y las épocas no tienen límites reales, Zacatecas nos regaló en 2019, este pequeñín de seis metros y 58 centímetros que nos regaló uno de los más divertidos pretextos para hacer memes.

niño Dios
Fuente: Abraham Stiglitz, 20 de noviembre de 2019, Twitter

¿Logramos convencerte de que hay representaciones del niño Jesús más horribles que la del niño Dios Gigante?

Tal vez quieras leer: La cacería de brujas: el genocidio femenino que impuso el catolicismo

Síguenos en nuestras redes sociales: FacebookInstagram y Twitter.