El ejército gay que dominó durante 33 años a los espartanos

Dicen que entre la guerra y el amor todo se vale, ¿pero qué pasa cuando la guerra y el amor se unen dentro de un mismo bando? Esa unión la logró el Batallón Sagrado de Tebas. Lo que distinguió a esta unidad militar fue que estaba compuesta sólo por hombres que entre si eran amantes.

Foto: Christoffer Wilhelm Eckersberg vía Creative Commons

Los 300… pero tebanos

No hay que confundir a estos ejércitos. Unos son los 300 espartanos de los cuales vimos recreada su historia en el cine hace ya unos años. Esparta era una ciudad-Estado griega al igual que Tebas y Atenas. Entre estas ciudades hubo distintos enfrentamientos a lo largo de su historia.

Por esta razón los pueblos griegos buscaban siempre tener a sus ejércitos lo mejor preparados que se pudiera. En Tebas el encargado de crear una fuerza armada capaz de proteger la ciudad fue el aristócrata Górgidas.

La conformación del Batallón Sagrado de Tebas

Górgidas fue el de la idea de constituir un ejército cuya característica más significativa era estar conformado exclusivamente por 150 parejas de varones. Entre estas parejas había un vínculo de amistad y amor que les permitió enfrentar al enemigo con mayor valor que el resto de los soldados.

Los soldados elegidos por Górgidas eran educados en el gimnasio. En este lugar las practicas homosexuales eran comunes, pero no como lo entendemos nosotros. Para los griegos en general y para los Tebanos en particular, la homosexualidad se practicaba de los adultos hacia los jóvenes.

Foto: Briseis Painter vía Creative Commons

Las parejas del Batallón Sagrado de Tebas se conformaban con un varón mayor al que se le llamaba Heniochoi y un varón menor que se llamaba Paraibatai. El Heniochoi era el conductor y el Paraibatai era el joven, el compañero.

La intensión de que el Batallón Sagrado de Tebas estuviera articulado de esta manera era una estrategia en la cual las parejas de guerreros entrelazaban más sus lazos, peleaban como un equipo bajo un instinto de protección. Eran soldados que tenían que demostrar a su pareja que eran dignos de su compañía.

Quizá te interese: La Iglesia católica y el abuso sexual a menores: una terrible historia que persiste

Los triunfos del Batallón Sagrado de Tebas

Entre sus logros como una de las infanterías más temidas de Grecia se encuentran las ballas de Mantinea y la de Leuctra. En estos combates salieron victoriosos frente al temido ejército de Esparta, ganándose así la hegemonía en Grecia.

Se cuenta que los triunfos de este ejército los mantuvo en la vanguardia griega durante 33 años hasta que conocieron la derrota ante el ejército de Alejandro Magno y Filipo II de Macedonia en la batalla de Queroenea.

Foto: HERMANN VOGEL vía Creative Commons

Según cuenta el filósofo e historiador Plutarco, esta tropa de élite no abandonó nunca la batalla, aunque era evidente su derrota. De los hombres que conformaban las 150 parejas del batallón sólo fueron encontrados en la tumba comunal los restos de 254, lo que hace suponer que el resto fue tomado prisionero o herido en batalla.

También te puede interesar: Mexicanos al grito de guerra: el día que México se le puso al tú por tú a los nazis

Visita nuestro perfil en Instagram.