¿Quién fue Kitty? Y otras incógnitas resueltas sobre el Diario de Ana Frank

diario de Ana Frank

A inicios de la década de los 40 la Alemania nazi se dedicó a perseguir a judíos y otros grupos sociales por motivos racistas. Entre ellos estuvo una pequeña que hizo de su último regalo de cumpleaños una de las memorias más famosas de esa tragedia, nos referimos al diario de Ana Frank.

diario de Ana Frank
Fuente: Estrella de David del tipo que todo judío estaba obligado a portar durante la ocupación nazi, vía Wikimnedia Commons

El cadernillo llegó a sus manos en 1942, era su cumpleaños número 12 y el regalo que recibió no era propiamente un diario sino un libro de autógrafos. Poco después el peligro aumentó y los Padres de Ana decidieron refugiarse dentro de un pequeño departamento oculto al que llamaron “la casa de atrás”.

diario de Ana Frank
Fuente: La puerta a la casa de atrás vía Museo Anne Frank

El contenido del diario de Ana Frank

Ana iniciaba cada registro con la frase “Querida Kitty”, hay quien cree que era el nombre de su diario, pero en realidad era la forma en la que la escritora se refería  a una de las amigas imaginarias que inventó en los dos años que vivió en cautiverio, según el artículo ‘Quién es realmente “Querida Kitty”?’ de la Organización Anne Frank.

Todo el diario está escrito en forma de cartas destinadas a sus amigos imaginarios, algunos son personajes del libro ‘Joop ter Heul’ del escritor Setske de Haan, otros son de su invención y pocos hacen referencia a gente real como Jacqueline van Maarse, su amiga de la escuela.

diario de Ana Frank
Fuente: Anne Frank, vía Anne Frank Fundatiom

También puedes leer: Las mujeres en el jazz: otra manera de alzar la voz contra la desigualdad

¿Cómo se hizo famoso?

Tras la muerte de Ana, su padre Otto Frank recibió su diario como única herencia de su pequeña, le costó iniciar a leerlo pero cuando lo hizo se encontró con una hija diferente a la que había perdido.

diario de Ana Frank
Fuente: Fotografía de Ana Frank sonriendo en la ecuela, Joods Lyceum, Diciembre 1941. vía Wikimedia Commons

Estaba tan impresionado, que según el artículo ‘La publicación del diario‘, dijo que ese diario le presentó a una Ana “con profundos pensamientos y sentimientos, de los cuales yo no tenía ni idea”.

Otto Frank logró publicar el libro a pesar de lo difícil que fue encontrar un editor que no tuviera miedo de mirar al oscuro pasado de su país. Él mismo participó en la edición de los diarios de Ana, incluyó cosas que ella había omitido y ocultó los conflictos de su matrimonio.

diario de Ana Frank
Fuente: Fotografiada en su escuela en 1940. vía Wikimedia Commons

También lee: Mujeres radioactivas: la trágica historia sobre abuso laboral y esqueletos luminiscentes

Los detractores del Diario de Ana Frank

El diario genera empatía, no sólo hacia Ana sino a la comunidad judía, por lo que algunos grupos antisemitas desacreditaron su autenticidad basándose en que el diario tiene más de una versión oficial y en que el original contiene notas hechas con bolígrafo (un material que Ana nunca tuvo.

Ana Frank escribió una primera versión de su diario, la segunda es la edición que ella hizo de sus propios textos, después de escuchar al ministro neerlandés decir en la radio que todo aquel que tuviera un diario lo conservara. Y la tercera es una segunda edición hecha por Otto Frank.

A partir de las acusaciones, grafólogos del Instituto Neerlandés de Documentación de Guerra (NIOD) y la Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA) estudiaron el diario original de Ana, su edición y la edición de su padre.

diario de Ana Frank
Las páginas 92 y 93 del diario original expuesto en el Museo de Berlín vía Wikimedia Commons

Llegaron a la conclusión de que todo el papel, la tinta y otros materiales del diario de Ana Frank fueron fabricados durante la década de los 40. Ana escribió sólo con lápiz y tinta de colores mientras que notas con bolígrafo son notas de la editorial que no afectan el contenido.

Finalmente determinaron que todos los trazos y formas de expresión corresponden con la psicología de Anna, además autentificaron que la versión original y la primera edición, hecha con recortes, hojas sueltas y diferentes tipos de papel fueron hechos por la misma persona.

Aunque la versión más conocida es la de Otto Frank, publicada en 1947, las versiones de Ana pueden conseguirse en algunos países o mediante la Fundación Anne Frank.

Ana cumpliría 90 años en 2019, lamentablemente murió a los 15 años sin saber que su sueño de publicar su diario sería una exitosa realidad.

diario de Ana Frank
Fuente: Anne Frank vía Anne Frank Organization

Tal vez quieras leer: Ciencia misógina: así fue como nos hicieron creer que las mujeres eran “histéricas”

Visita nuestra cuenta en Instagram.