10 años y 4 millones de toneladas de bombas no le alcanzaron a EU para dominar a Vietnam

La Guerra de Vietnam se convirtió en un acto político sin sentido que cobró miles de vidas, en ella, las traiciones y decisiones de dirigentes extendieron el número de víctimas en el campo de batalla, Estados Unidos perdió una guerra, pero sus soldados perdieron mucho más que eso.

La guerra de Vietnam
Foto: Mary Bettini Blank vía Pixabay

La lucha por la dominación fue rechazada, pero no cancelada

A mediados del siglo XIX, Francia invadió Vietnam con el objetivo de volverlo una más de sus colonias, en defensa se conformó la guerrilla Viet Minh que apoyada por el pueblo vietnamita, continuó en la resistencia cuando Estados Unidos se involucró en apoyo a Francia.

El estallido de la Guerra de Vietnam fue en 1964, para entonces el pacifismo ya había germinado entre los norteamericanos que no aceptaron la decisión del presidente Johnson y manifestaron una oposición sin precedentes, como explica el artículo de la Organización Non Violent.

La Guerra de Vietnam
Foto: Wikilmages vía Pixabay

Un objetivo inviable es una derrota inminente

La derrota de Estados Unidos ante Vietnam fue inminente y reconocible tras los primeros cuatro años de ataque. Si bien EU tenía el control de gran parte del territorio vietnamita, el verdadero objetivo de erradicar al comunismo del sur de Vietnam era inviable en costos.

El Dr. Carlos Sánchez, explica esta derrota mediante una máxima de la teoría militar que enuncia que “un ejército regular pierde mientras no gana, mientras que un ejército irregular gana mientras no pierde” y la guerrilla vietnamita se mantuvo en pie hasta el último día.

Foto: Fotoshoptofts vía Pixabay

¿Por qué Estados Unidos mantuvo una guerra que ya estaba perdida?

Cuando la guerra contra Vietnam era claramente una causa perdida Johnson intentó conseguir la paz, pero no lo logró debido a la influencia del candidato republicano Richard Nixon, quien conspiró en contra de los demócratas para ganar las elecciones.

Nixon prometió al pueblo estadounidense una estrategia secreta para “acabar con la guerra” una frase ambigua que algunos entendieron como un acuerdo de paz y otros como la victoria sobre Vietnam que finalmente lo llevó al poder.

A pesar de sus esfuerzos bélicos, en ocasiones bastante biles como: bombardeos clandestinos, arrestos, interrogatorios, tortura, asesinato de civiles, ataques con armas químicas como el agente naranja y las bombas de napalm no pudieron derrocar el comunismo.

Foto: Mailme vía Pixabay

El costo final de la derrota

La decisión de Nixon de alargar la guerra por cuatro años más de lo necesario sólo para “salir con dignidad”, le costó a Estados Unidos la vida de 200 mil soldados, además Vietnam solicitó el pago de 4 mil millones de dólares para concretar la paz, ese precio no se pagó jamás.

El diario El país reportó la experiencia del periodista Michael Her, quien cubrío la Guerra de Vietnam estando dentro de un país azotado por 4 millones de toneladas de bombas y 75 millones de litros de agente naranja y otros pesticidas.

E.U vencido por Vietnam
Foto: Valke Joris vía Pixabay

Entre otras cosas, él presenció la toma de Vietnam del Sur por el grupo Vietcong y la caída de Saigón en 1975 cuando vergonzosamente el personal de las embajadas norteamericanas tuvo huir en helicópteros, una imagen histórica de la derrota de Estados Unidos.

 

 

 

E.U vencido por Vietnam
Foto: Dennisflarsen vía Pixabay

También podría interesarte: 
El día que la derrota de Vargas Llosa dejó a Perú en manos de un dictador