El ataque nuclear de Hiroshima: el día que el sol desapareció

El 6 de agosto de 1945 fue sin duda un día negro en la historia de la humanidad. Estados Unidos hizo realidad el infierno de una explosión nuclear sobre una ciudad y en apenas unos minutos desapareció a Hiroshima, en un hecho que puso fin a la Segunda Guerra Mundial. Este es un recuerdo de aquella tragedia a 74 años de distancia.

Los días previos al Enola Gay

Hiroshima

A finales de julio de 1945, los vencedores de la gran guerra, Estados Unidos, Gran Bretaña y la Unión Soviética, negociaron lo que sería el reparto del mundo en los tiempos de posguerra y le advirtieron a Japón sobre los riesgos de no rendirse de manera inmediata.

 Hiroshima

En los primeros días de agosto, los corresponsales de guerra asignados a Japón reportaron los interminables bombardeos sobre Tokio y otras ciudades. Más de seis mil toneladas de bombas arrojadas en una hora y media.

Hiroshima

El ejército imperial japonés se dijo listo para hacer frente a las tropas estadounidenses que se alistaban para tomar la ciudad de Nagasaki, mientras ya había versiones de un ataque con bomba nuclear.

Hiroshima, la primera víctima

La bitácora de guerra reveló que el bombardero B29 “Enola Gay”, el cual transportó la bomba atómica que fue bautizada como “Little boy”, tomó vuelo, en las primeras horas del lunes seis de agosto, desde la isla de Tinian, ubicada a seis horas de Japón.

Hiroshima

El cargamento era una bomba de uranio de 60 kilos de peso y un potencial destructivo de 13 kilotones. 

Hiroshima

El artefacto explotó a 600 metros de altura del centro de Hiroshima. Se estima que instantáneamente la temperatura se elevó a un millón de grados lo que incendió el aire circundante y creando una bola de fuego de 256 metros de diámetro.

Cerca de 80 mil personas fallecieron de manera inmediata y otras 100 mil murieron por las heridas y la radiación liberada. Hiroshima tenía, en el momento del impacto, una población cercana a los 400 mil habitantes.

Nagasaki, tres días después

La mañana del 9 de agosto, el bombardero B29, llamado “Bockscar”, tomó pista y en sus entrañas transportó la bomba “Fatman” que en un principio estaba destinada a la ciudad de Kokura y Nagasaki figuraba como un blanco alterno.

Hiroshima

Las espesas nubes que cubrían Kokura, fueron motivo suficiente para descartarlo como blanco y el B29 se enfiló hacia a Nagasaki. Y en cuestión de minutos, cerca de 40 mil personas murieron. Otras 80 mil fallecieron por las heridas tras el impacto y la radiación.

Hiroshima

Horas después, el emperador japonés, Hirohito anunció la rendición de su ejército y con el correr de los meses se pudieron conocer las imágenes de las ciudades devastadas por la locura nuclear.

Te gustaría leer: La ciudad fantasma de Chernobyl: una historia que supera la ficción

 ¿Justicia? Así acabaron los dictadores detrás la Segunda Guerra Mundial

También puedes seguir nuestras redes sociales: FacebookInstagram y Twitter