La historia del bikini: una prenda tan explosiva como su nombre

la historia del bikini

La historia del bikini fue un acontecimiento que revolucionó el mundo, el traje de baño pasó de ser un recurso para ocultar el cuerpo femenino  a uno que le permitía mostrarse casi desnudo.

A inicios del siglo XX sólo existían los trajes de baño de una pieza, y se exigía a las mujeres “decentes” que no mostraran más de permitido. La nadadora Anette Kellerman fue arrestada por exhibicionismo en Boston bajo la denuncia de usar un traje “demasiado ajustado”.

la historia del bikini
Fuente: Annette Kellerman, 1900, Wikimedia Commons

En los años 40 los trajes completos ya eran muy diferentes, estaban pensados para realzar las formas femeninas, pero seguían siendo incómodos pues el diseño no tomaba en cuenta la resistencia al agua o el secado, como explica El País.

Fuente: Traje de baño, años 40, Difundir

También había trajes de baño de dos piezas pero era necesario cubrir el ombligo de las mujeres pues estaba censurado en el cine y la televisión.

La historia del bikini, una prenda que revolucionó los trajes de baño

La solución a todos los males de los trajes de baño llegó en 1946 cuando el francés Louis Réard sorprendió al mundo con una prenda de ropa explosiva, casi tanto como bikini, la estación de pruebas nucleares estadounidenses en la que él inspiró el nombre de su creación.

El bañador de dos piezas ya existía, pero el bikini causó controversia por ser una prenda diminuta, confeccionada con apenas 194 centímetros de tela, un diseño tan arriesgado que fue difícil encontrar a una modelo que aceptara usarlo por primera vez.

Nunca nadie se había mostrado públicamente con una prenda tan desafiante, pero la modelo Micheline Bernardini, que anteriormente era conocida por su trabajo como bailarina exótica, se convirtió en la opción perfecta para este reto.

La idea de su diminuto tamaño debía quedar clara así que la modelo sostuvo una pequeña cajita en la que aseguraban que cabía el bikini.

la historia del bikini
Fuente: Keystone-France, Gamma-Keystone, 5 de julio de 1946, Getty Images

Su creador estaba convencido del éxito del Bikini y no tuvo ningún problema con el tamaño de la prenda, incluso aseguró que “un traje de baño no vale para nada a menos que pueda pasarse por el centro de un anillo”, como lo explica  el Huffington Post.

Hay quienes comparan esta prenda con las que usaban otras civilizaciones, como en el artículo de Fayerwayer, pero la historia del bikini deja muy claro que el escándalo no surgió por que fuera un traje de baño de dos prendas sino por el tamaño de éstas.

No todos vieron con malos ojos al bikini

El ex ingeniero automotriz, Louis Réard, que se convirtió en el diseñador del primer bikini recibió 50 mil cartas de fans (en su mayoría hombres) después de que Bernardini se paseara usando uno de estos trajes de baño por una piscina pública de parís.

 la historia del bikini
Fuente: Brigitte Bardot, 1950, Difundir

Al inicio recibió críticas, pero con el tiempo ganó popularidad. Se consolidó en el mercado gracias a actrices como: Brigitte Bardot, la primera actriz que portó un bikini y Ursula Andress, la chica 007 que popularizó su imagen usando un bikini blanco.

Tal vez quieras leer: Ciencia misógina: así fue como nos hicieron creer que las mujeres eran “histéricas”

También puedes seguir nuestras redes sociales: Facebook, Instagram y Twitter