La vez que la reina Isabel II visitó una de las playas más populares de México

La reina Isabel II en México 1983.

La reina Isabel II visitará México“, anunció el 16 de febrero de 1983 el diario mexicano El Heraldo de México. Llegó acompañada por su hijo el príncipe Carlos y su visita formó parte de un recorrido por varias ciudades latinoamericanas.

La reina Isabel, 1983

El periódico destacó que, aunque los viajes de la reina son sumamente costosos, el pueblo británico no tuvo oposición con ellos y tampoco deseaban cambiar el sistema de gobierno de un régimen a una república.

La reina Isabel II, 1983

La Reina arribó a Acapulco el 17 de febrero de ese año y fue recibida por el entonces presidente Miguel de la Madrid, pero esta hermosa costa no fue la única maravilla mexicana que pudo visitar, también pasó algunos días en Puerto Vallarta, Los Cabos-San Lucas y Loreto.

La reina Isabel II, Acapulco

Era el 18 de febrero cuando el periodista Jesús Saldaña escribió la gran necesidad de establecer acuerdos internacionales para superar los problemas económicos globales, sin embargo, la visita de la reina fue de carácter casual por lo que De la Madrid no trató con ella ningún asunto político o económico.

La reina Isabel II en México, 1983

Además del presidente de la República Mexicana, la reina fue recibida por una selecta comitiva integrada por: Bernardo Sepúlveda, titular de Relaciones Exteriores; Emilio Gamboa Padrón, secretario privado del jefe del Ejecutivo y Manuel Alonso Muñoz, director de Comunicación Social de la Presidencia de la República.

La “sencillez real” fue un tópico común en las publicaciones que El Heraldo de México hizo sobre la visita de la reina como la descripción del sencillísimo menú de bienvenida que incluyó langosta y nieve con vino tinto o champaña, además, Miguel de la Madrid tuvo la gentileza de obsequiar un austero árbol de plata hecho por orfebres mexicanos, mientras que recibió de la reina una colección de libros del siglo XIX.

La reina Isabel II y MDLM

Una particularidad más de este viaje real fue el encuentro que la reina tuvo con Cuauhtémoc Cárdenas en la siderúrgica las truchas, construcción a la cual Gran Bretaña aportó 500 millones de dólares y contaba entonces en un avance de construcción de 25%.

También podría interesarte:
5 escenas de ‘The Wall’ que derribaron el muro del autoritarismo

Visita nuestro perfil en Instagram.