Entre denuncias y rebeliones: los hackers no son como pensabas

los primeros hackers

Los primeros hackers no se parecen a la imagen que actualmente asociamos con ellos no fue un experto informáticos que aprovechó sus conocimientos para cometer delitos,  como lo explica el artículo ‘Breve historia de los hackers y sus andanzas’.

Para los estudiantes del Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT) de 1950 y 1960 un “hack” era una forma fácil y elegante de resolver algún problema, eventualmente comenzó a relacionarse con algún logro, o hazaña dentro del terreno de la programación.

hackers
Foto: Pixelcreatures vía Pixabay

Hoy se le conoce como el descubrimiento de un “hueco” en los sistemas de seguridad, por lo que un hacker puede o no ser un criminal y todo depende sus acciones tras encontrar estas debilidades.

Históricamente el primer hacker de la historia fue el mago Nevil Maskeline, quien adelantado a su época detectó las fallas de seguridad que tenía el telégrafo de Guillermo Marconi en 1909 como lo relata la revista Hipertextual.

hackers
Foto: LOC vía Pixabay

Su travesura le costó la acusación de Marconi por vandalismo científico y sabotaje a lo que elegantemente respondió que su única intención era “sacar las carencias del telégrafo en materia de seguridad”

Hay otro hombre que podría llevarse el primer lugar en el podio de los hackers, el francés René Carmille quien durante la ocupación nazi en 1940 pudo salvar algunas vidas al alterar el proceso de registro de los datos personales de los franceses, incluyendo por primera vez, su religión.

El computo de los datos poblacionales se hacía mediante tarjetas de cartulina perforadas patentadas por International Business Machines (IBM), Carmille era un experto en el uso de estos instrumentos por ser trabajador del Departamento de Demografía de la ciudad de Vichy pero también era agente de la Resistencia Francesa.

Hackers
Foto: Punch card blue vía Crative Commons

Su “hack” fue programar las máquinas para que no perforaran la información correspondiente a la “línea 11” en donde se registraba la religión, el sistema de captura opero bajo estas condiciones por aproximadamente tres años como lo explica la BBC.

En 2011 Edward Black publicó en su libro ‘IBM and the Holocaust’ que el 73% de la población judía en Holanda fue exterminada mientras que en Francia sólo se atacó al 25% de la población, por la falta de registro no podemos saber cuántos o quienes fueron los beneficiados por la alteración de Carmille.

Carmille no sólo salvó a muchas personas de abusos o asesinatos, también reclutó a exsoldados para la Resistencia, un “hack” que llevó a su autor a ser arrestado y confinado en el campo de concentración de Dachau, Alemania, lugar en el que falleció tres años después.

Foto: Peter vía Pixabay

Tal vez quieras leer: Así eran los periódicos de México hace un siglo, ¿cambiaron mucho desde entonces?

Visita nuestro perfil en Instagram.