El día que la derrota de Vargas Llosa dejó a Perú en manos de un dictador

0
2
Mario Vargas Llosa

Ganador del Premio Nobel de Literatura en 2010 y del Premio Miguel de Cervantes en 1994, con una calidad literaria innegable, Mario Vargas Llosa se ha visto envuelto en una serie de polémicas que han marcado su carrera profesional.

Mario Vargas Llosa un escritor más que polémico

Desde joven se vio involucrado en distintos escándalos que poco o nada tienen que ver con su obra literaria, por ejemplo, a los 19 años contrajo matrimonio con su tía Julia Urquidi. De esta relación surgió la novela ‘La tía Julia y el escribidor’.

Después de divorciarse de Julia, se casó con Patricia Llosa Urquidi, su prima hermana y sobrina de Julia, con quien tuvo tres hijos. Era natural que la polémica y el juicio de la sociedad se desatara.

¿Qué es esto, Game of Thrones?

Fuente: power axle – XIII Prix Diálogo – Ceremonia de entrega vía Crative Commons

Otra de las polémicas de Vargas Llosa es que en 1976 le asestó tremendo puñetazo a Gabriel García Márquez, esto sucedió en México. El episodio sorprendió a propios y a extraños, pues se sabía que ambos escritores eran buenos amigos. Márquez se llevó a la tumba el motivo de ese conflicto y Vargas Llosa nunca ha revelado el motivo.

“México es la ‘Dictadura Perfecta’. La ‘Dictadura Perfecta’ no es el comunismo, no es la Unión Soviética, no es Fidel Castro, es México”, Mario Vargas Llosa.

A finales de agosto, en un programa organizado por Octavio Paz llamado ‘Encuentro Vuelta’, Vargas Llosa tuvo la oportunidad de expresar un concepto que causó molestia entre algunos círculos de intelectuales. Esto sucedió al comparar a México con los casos de dictaduras en el resto de Latinoamérica.

Según el escritor peruano, México representaba el caso paradigmático de una dictadura perfecta, que se puede prolongar a lo largo del tiempo y, aunque cambia de figura, logra permanecer al frente del poder. Una dictadura incluso mejor que la de los países socialistas.

La derrota de Vargas Llosa frente a Alberto Fujimori

Mario Vargas Llosa llegó a presentarse a ‘Encuentro Vuelta’, un programa organizado por Octavio Paz, apenas con poco más de dos meses de haber participado en las elecciones de Perú, en las que participó como candidato presidencial por el partido Movimiento Libertad, mismo que él fundo.

En 1987, ya con una fama ganada como escritor, Vargas Llosa comenzó su carrera política encabezando la resistencia a los intentos del gobierno de Alan García por nacionalizar la banca peruana. Ahí fundó el Movimiento Libertad y se presentó como candidato a la presidencia en 1990.

Vargas Llosa lograría ir a las elecciones en coalición con el Partido Popular Cristiano y Acción Popular, en lo que fue conocido con el nombre de Frente Democrático (FREDEMO).

Los otros contendientes eran Luis Alva Castro, del Partido Aprista Peruano que en ese entonces gobernaba Perú y Alberto Fujimori, de Cambio 90, un ingeniero de origen japonés de 51 años. El novelista, por su parte, llegaba a la contienda electoral con 54 años.

La primera vuelta: Vargas Llosa

Los comicios se celebraron el 8 de abril de 1990. La mala situación económica por la que atravesó Perú, así como los escándalos de corrupción y conflictos con grupos de extrema izquierda como Sendero Luminoso, posicionaban a Llosa como el virtual ganador.

Por su parte, Alberto Fujimori no era visto como un candidato que pudiera hacerse con las elecciones, de hecho, el clima político parecía indicar que la contienda se definiría entre el candidato del FREDEMO y el aprista. Sin embargo, Fujimori fue ganador en popularidad.

Los resultados electorales obligaron a la segunda vuelta. Según con la Oficina Nacional de Procesos Electorales de Perú, en la primera vuelta FREDEMO logró 32.6% de votos a su favor, mientras que Fujimori logró 29.2%. Esto obligó a la organización de nuevos comicios.

La sorpresiva derrota de Mario Vargas Llosa

Días antes de la elección definitiva de Perú, un fuerte terremoto sacudió las tierras andinas, provocando alrededor de 200 muertes, 1500 heridos y más de 300 mil damnificados. Era el preludio de lo que vendría después.

La segunda vuelta para definir al presidente de Perú, se celebró el 10 de junio de 1990. Fujimori logró remontar el adverso resultado de la primera ronda electoral y lo hizo de una manera aplastante.

Los resultados para la segunda vuelta fueron: 62.4% de votos a favor de Fujimori y 37.6% para Vargas Losa. El resultado en contra del novelista fue una abrumadora derrota.

El comienzo de una dictadura

Cargando con su derrota Vargas Llosa se retiró a Madrid, España. En julio de 1993 Llosa se nacionalizó español, debido a que había recibido la amenaza de perder la nacionalidad peruana. La situación causó criticas entre la sociedad andina, pues apenas tres años antes había competido por el cargo presidencial.

Por su parte Fujimori comenzó un gobierno que en 1992 daría un autogolpe. En un mensaje a la nación Fujimori asumió “una actitud de excepción” para “acelerar el proceso de reconstrucción nacional”. Por lo que decidió disolver el Congreso de la República hasta la aprobación de un nuevo poder legislativo y la suspensión del poder judicial.

Ese fue el comienzo de una profunda transformación en Perú. Le permitió a Fujimori seguir en al poder por 8 años más y encabezar un gobierno acusado de violaciones a derechos humanos, control de medios de comunicación y corrupción.

También te recomendamos: El cambio no está en uno mismo: la contaminación industrial a punto de acabar con el planeta

Visita nuestro perfil en Instagram.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here